Editorial Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Optimismo en el ritmo de salida de la crisis

La recuperación está siendo más rápida de lo esperado. No hubiera sido posible sin el escudo social que ha mitigado los efectos de la crisis

1
Se lee en minutos
Dos turistas en un bar de la plaza Reial de Barcelona, el mayo pasado.

Dos turistas en un bar de la plaza Reial de Barcelona, el mayo pasado. / Laura Guerrero (EPC)

En economía, tan importante es diagnosticar la situación actual como anticiparse. Por eso, conviene estar atentos a las previsiones que publican periódicamente los centros de análisis. Suelen no coincidir entre ellos, pero permiten detectar tendencias. Este martes se conocieron las del Gobierno, el Banco de España y la OCDE, y la música de todas ellas invita al optimismo. Tras un 2020 en el que el PIB se desplomó el 10,8%, había pocas dudas de que 2021 sería el año de la recuperación. La buena noticia es que está siendo más rápida de lo esperado, gracias al éxito de la vacunación y al consumo privado (que ha permitido, por ejemplo, salvar los muebles al turismo). El Banco de España y la OCDE mejoran sus previsiones para este año (6,3% y 6,8%, respectivamente) y el Gobierno, que las mantiene en el 6,5%, confía en recuperar el nivel de actividad diario y empleo prepandemia a finales de este año. Los fondos europeos ayudarán.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

A este punto no hubiera sido posible llegar sin el escudo social que ha mitigado los efectos de la crisis. Una de las medidas más efectivas son los ertes, que el Gobierno ha propuesto a sindicatos y patronal prorrogar hasta enero. Las políticas públicas y la concertación con los agentes sociales seguirán siendo necesarias porque, aunque prima el optimismo, el horizonte no está del todo despejado. Siguen las dudas, como la evolución de la pandemia o la inflación que, aunque se prevé que se modere cuando bajen los precios de la energía, podría reducir el consumo de los hogares.