Pros y contras

Parlamentaria

Se lee en minutos
El rey emérito Juan Carlos I, en una imagen de archivo.

El rey emérito Juan Carlos I, en una imagen de archivo. / EUROPA PRESS / EDUARDO PARRA

Adolecen de exceso de teatralidad y destilan propaganda. No dejan de ser una oportunidad para escoger la frase más ingeniosa, la más provocadora, la que se verá reproducida centenares de veces en las redes. Circo frente a efectividad. Sí, es cierto, las comisiones parlamentarias de investigación suelen adolecer de los males de la política espectáculo, pero sus deficiencias no las convierte en inútiles. Tampoco en prescindibles. 

Te puede interesar

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

El PSOE ha tumbado la comisión de investigación sobre Juan Carlos I por el uso de tarjetas ‘black’ después de su abdicación. Aunque hace unos meses afirmaron que seguirían el consejo de los letrados, han sido sus votos -junto los del PP y Vox- los que han impedido el instrumento de control. Las comisiones del Congreso no dictan sentencias, pero ofrecen la oportunidad de poner el foco en las zonas oscuras de la democracia, de contribuir al debate público. La sombra de la corrupción se cierne sobre Juan Carlos I. No se defiende la institución con el silencio. La decisión del PSOE solo aleja, un poco más, la Corona de la ciudadanía. España es una Monarquía parlamentaria, incluso la definición indica el camino a seguir.