Editorial

Barcelona y el coronavirus, a tres años vista

Se lee en minutos

El Periódico

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en una pleno del Ayuntamiento de Barcelona.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en una pleno del Ayuntamiento de Barcelona. / Europa Press / David Zorrakino

El Ayuntamiento de Barcelona presentó este jueves su Programa de Actuación Municipal (PAM) 2020-2023. Es decir, el conjunto de inversiones y grandes iniciativas políticas que deben ejecutarse durante lo que queda de mandato del actual equipo de gobierno municipal. Llega más tarde de lo previsto, tras haberse adaptado al nuevo contexto provocado por el impacto del covid-19. Todo, absolutamente todo, queda condicionado por la pandemia. Y no solo mientras dure la alarma sanitaria: sino también a medio plazo, mientras el impacto de la crisis actual condicione tanto los ingresos como las necesidades de gasto, que pasan por primar todos los resortes que faciliten la recuperación de la crisis y amortigüen su durísimo impacto.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Más allá de las medidas de emergencia social y de las que serán necesarias para reactivar sectores clave como el turismo, con todo, el PAM intenta no renunciar a políticas de largo alcance (como la pacificación del espacio público y la vivienda social) y a cumplir con los compromisos contraídos en la creación de equipamientos reclamados en todos sus distritos. Un planteamiento optimista que esperemos que la realidad permita cumplir.