21 oct 2020

Ir a contenido

Dos miradas

Sánchez y Ayuso, el lunes, tras reunirse en la sede del Gobierno regional de Madrid.

EFE / EMILIO NARANJO

Hermanados

Emma Riverola

Hay días en que buena parte de los catalanes y de los madrileños nos sentimos más hermanados que nunca

No cabían más banderas. Comparecieron Isabel Díaz Ayuso y Pedro Sánchez para escenificar una supuesta coordinación que solo oculta la incompetencia de una y la dejación de otro. Es evidente la ineptitud de Ayuso en el control de la pandemia, también que el Gobierno ha dejado que las autonomías se coman su irresponsabilidad y deslealtad durante el estado de alarma. El acto daba vergüenza. Si nuestros dirigentes políticos apreciaran un poco más la cultura, sabrían que el boato coreano casa mal con los días de miedo y miseria.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Para que los catalanes no nos olvidemos de la mezquindad propia, Meritxell Budó ha acusado a Ayuso y Sánchez de… ¡envolverse en la bandera! Y el inefable Quim Torra ha llamado a los catalanes a no viajar a Madrid, también ha propuesto controles de temperatura a las personas que llegan de la capital. Los controles ya se hacen, pero no hay que desaprovechar la oportunidad de humillar al enemigo y jugar al espejismo del estado independiente. Mientras, seguimos en caída libre ante el virus. Hay días en que buena parte de los catalanes y de los madrileños nos sentimos más hermanados que nunca.