24 oct 2020

Ir a contenido

EL FUTURO DEL BARÇA (3)

Bartomeu, en el palco del Camp Nou durante el Barça-Elche del trofeo Joan Gamper.

REUTERS / ALBERT GEA

El Barça y la caña de pescar

Lluís Bassat

El excandidato a la presidencia del Barcelona en el 2003 revela las claves que debe abordar el club en el nuevo proceso electoral

El Barça ha cumplido 120 años. Yo recuerdo que mi agencia de publicidad organizó la celebración del centenario con un magnífico Serrat cantando a capella el himno desde el centro del campo y me parece que fue ayer. Pero han pasado veinte años y con ellos la época mas gloriosa de nuestro Club, gracias, sin duda, a un hombre pequeño, pero un futbolista gigante: Leonel Messi, reconocido por propios y extraños, como el mejor jugador de todos los tiempos.

Yo tuve la suerte de verle jugar desde que debutó en el primer equipo, como vi jugar a Kubala desde que llegó de Hungría y nos enseñó nuevas facetas del fútbol, como regatear espectacularmente, tirar los penaltis y chutar las faltas por encima de la barrera. Un auténtico genio, gracias al cual tenemos el Camp Nou, porque atrajo a tantos espectadores, que el campo de Les Corts nos quedó insuficiente.

Cruyff, Messi...

Cruyff, no solo le vi jugar y entrenar, sino que desarrollamos una buena amistad juntos, que empezó cuando la Generalitat de Catalunya me encargó una campaña de publicidad para intentar erradicar el tabaco de nuestras vidas. No tuve duda, Johan Cruyff acababa de tener un infarto a causa del tabaco y le propuse ser el protagonista del spot. Xavier Trías, entonces Conseller se Salut aprobó enseguida la idea y rodamos a Johan dándole toques a un paquete de tabaco, como si fuera una pelota, mientras decía: “En mi vida he tenido dos grandes vicios, fumar y jugar al fútbol. El fútbol me lo ha dado todo en la vida y fumar, casi me la quita.”

Entonces chutaba el paquete de tabaco con todas sus fuerzas. Mis colegas publicitarios dicen que tal vez es el mejor spot publicitario que yo he hecho en toda mi carrera. En todo caso fue el inicio de una gran amistad, que me llevó a invitarle a hablar delante del Consejo de Administración mundial de Ogilvy, sobre la dirección de equipos en el fútbol y en las empresas. Y lo hizo, en inglés,  maravillosamente bien. Yo luego colaboré con él como miembro de su fundación.

Guardiola y yo estuvimos hablando en el 2003 con Koeman para que colaborara con nosotros si ganábamos las elecciones

El Barça debe mucho a estos tres extraordinarios jugadores. Dos, lamentablemente ya no están con nosotros, pero Messi, afortunadamente, si. Y debemos reconocer todo lo que ha hecho por nosotros. Es cierto que ha cobrado como nadie, pero ninguna campaña de publicidad de ese importe ,nos habría dado tanta fama mundial.

Ahora el Barça necesita empezar un nuevo proyecto y creo que Ronald Koeman es un buen profesional para dirigirlo. De hecho, Pep Guardiola, otro genio,  y yo, estuvimos hablando con él para que colaborara con nosotros en el caso de que ganáramos aquellas elecciones a la Presidencia del año 2003, cosa que no sucedió, pero la vida da muchas vueltas y Koeman ya está aquí, dispuesto a trabajar. Y le han de dejar hacer su trabajo.

El ejemplo de Monchi

Desde que me presenté a las elecciones digo que el Barça hace muchas cosas bien y una mal, muy mal: fichar. Ya entonces puse el ejemplo de Monchi en el Sevilla. Compra promesas con tanta información e inteligencia, que acaba vendiendo algunas, convertidas en auténticos cracs. Y llenando de dinero las arcas del Sevilla. Encima gana por sexta vez la Europa League, con un equipo prácticamente nuevo y con un nuevo entrenador. 

El futuro del Barça pasa por fichar al mejor fichador, no de España sino del mundo

Analicemos todas la compras del Barça desde el 2003 hasta hoy. ¿Quién ha triunfado de verdad? Leo Messi, que entró siendo un niño el La Masía. Pero ¿quién mas? Ter Stegen, descubierto por ZubizarretaSuárezNeymar y muy pocos mas. Los otros extraordinarios jugadores, PiquéAlba, Busquets también vinieron de La Masía.

Es un porcentaje muy pequeño de fichajes acertados. Por lo tanto, el futuro del Barça, pasa por fichar al mejor fichador, no de España sino del mundo. Alguien que sepa manejar todos los programas de ordenador que te muestran imágenes de los mejores jugadores de cada demarcación y que tenga el olfato y la reconocida experiencia de aciertos demostrados, alguien capaz de identificar a los futuros cracs.

Yo he fichado a mas de mil publicitarios en mi vida y se lo difícil que es fichar. Por eso me voy a fijar muy bien en los futuros candidatos a presidir el Barça y no votaré a quien traiga un pez gordo con él, sino al que traiga la mejor caña de pescar y al mejor equipo consigo para llevar adelante un programa ambicioso para nuestro Club. Esperemos que empiece pronto una nueva etapa llena de satisfacciones y de alegría para todos los socios, que nos lo merecemos, por nuestra fidelidad a los colores de nuestra camiseta que llevan niños y mayores en los cinco continentes.