06 jul 2020

Ir a contenido

IDEAS

Fotograma de ’365 días’.

Fenómenos de plataforma

Desirée De Fez

Es interesante detectar las razones por las que determinadas películas disponibles en plataformas se convierten en fenómenos. ¿Por qué auténticos bodrios se cuelan entre las más vistas? Que uno de los grandes éxitos de Netflix sea '365 días', una película polaca 'softcore', es de no creer. ¿Por qué películas que pasaron desapercibidas cuando se estrenaron en salas tienen una segunda vida, mucho más próspera, cuando llegan a esas plataformas? O, un fenómeno súper curioso, ¿por qué determinadas propuestas, casi de forma caprichosa y aleatoria, se convierten en un 'hit' en otros países?

¿Por qué auténticos bodrios de películas se cuelan entre las más vistas de las plataformas?

Estos interrogantes –y muchos otros– han dado pie los últimos años a reflexiones valiosas, tanto en medios especializados como en la conversación en redes. Pero no puedo evitar pensar que muchas veces, demasiadas, estas preguntas se ofrecen sin signos de interrogación, convertidas automáticamente en la noticia en sí misma (a su vez, en publicidad adicional) en vez de en una reflexión sobre las razones de esos fenómenos extraños. No sé si es porque todo va demasiado rápido y las prisas provocan inercia, si es porque los mecanismos promocionales de algunas plataformas nos han arrollado, o si es por una mezcla de ambas cosas. Pero igual vale la pena pararse a respirar aunque en el intento se nos escapen un par de películas y tres series (si son realmente buenas ya las veremos).

Este tipo de fenómeno, además, ha dejado de ser exclusivo de las novedades. En una escala menor, las redes sociales están redescubriendo (incluso descubriendo) y, de alguna manera, dando una nueva dimensión a películas de otro tiempo que han sido incorporadas a los catálogos de las plataformas. Es curioso asistir, por ejemplo, al “renacer” vía Twitter (en España) del 'slasher' de culto 'Sleepaway Camp' (1983; en Filmin). Todo se mueve. Y, como alternativa a quedarnos en un titular que morirá horas después, no me parece mal plan rastrear esos fenómenos en busca de razones, por lo menos de intuiciones, que nos ayuden a entender en qué punto estamos como espectadores: ¿Qué películas vemos? ¿Por qué las vemos más allá de porque las tenemos a mano?

Temas Cine