09 jul 2020

Ir a contenido

La labor docente

Un aula vacía de un instituto por culpa del coronavirus.

JOSEP GARCIA

Cerrar las escuelas

Josep Martí Blanch

Mientras los profesionales de la salud van a salir reforzados por su actitud durante la pandemia no va a suceder lo mismo con la comunidad educativa

El sindicato mayoritario entre los docentes catalanes, USTEC-STEs, ha impugnado ante la justicia la apertura de los centros escolares con el argumento de que no puede garantizarse la salud y la seguridad de la comunidad educativa. Su denuncia va acompañada de la petición de medidas cautelarísimas. Traducido: que su señoría ordene cerrar las escuelas que ya han abierto y que impida la apertura a las que tengan previsto hacerlo en los próximos días.

La estrategia de USTEC-STEs demuestra que para este sindicato la solidaridad bien entendida empieza y acaba en uno mismo. A estas alturas ya puede decirse que mientras los profesionales de la salud van a salir reforzados por su actitud durante la pandemia no va a suceder lo mismo con la comunidad educativa debido, principalmente, a la actitud de sus representantes sindicales, pero también por algunos mensajes lanzados desde el propio Govern.

Lejos de reivindicar el carácter de servicio público esencial de la educación y obsesionarse por hacer posible la reapertura de las aulas cuanto antes mejor, los sindicatos prefieren poner palos en las ruedas, cuestionando los criterios de los profesionales de la salud que elaboran los planes de desescalada. Ya se han acabado los aplausos de solidaridad en los balcones, pero caso que vuelvan algún día es dudoso que alguien repique palmas en los terrados pensando en USTEC-STEs.

El Gobierno tampoco ayuda a prestigiar la labor docente. Han anunciado la contratación de miles de profesores para el año que viene para hacer frente a la multiplicación del número de aulas que las medidas de seguridad contra el covid-19 exigen. ¿De dónde van a salir estos profesores? ¿Qué vocación, talento y experiencia van a tener? ¿Cualquiera puede ser docente?

Hay ahí una oportunidad para que Gobierno y sindicatos vayan de la mano. Convencer a los docentes de que hagan más horas lectivas el curso que viene. Nos gustará leer el comunicado de USTEC-STEs anunciando esta iniciativa. Esperaremos sentados, claro.