30 mar 2020

Ir a contenido

Dar en el blanco

Organizadores del Tech Spirit Barcelona.

Lluís Sibils (ACN)

Tech Spirit Barcelona

Carlos Blanco

La rapidez con la que se ha montado la iniciativa público-privada demuestra el espíritu de la ciudad

El miércoles 12 de febrero tuvimos la mala noticia de la cancelación del MWC, un gran evento que representa mucho para la ciudad de Barcelona. El impacto económico que representa para los negocios locales de 500 millones, pero para el ecosistema de 'start-ups' lo que realmente nos afectó es la suspensión del 4YFN. En pocos años este evento se ha convertido en el punto de encuentro de fondos de capital riesgo europeo con los emprendedores y el ecosistema de startups.

Yo estaba el jueves 13 a primera hora en un evento en Madrid, y mientras estábamos desayunado se me acercaron varias personas para comentarme que iban a venir igual a Barcelona, que ya habían pagado sus hoteles y sus billetes, y que vendrían a tener otro tipo de reuniones o encuentros. Acto seguido me metí en Twitter y vi tweets de Martin Varsavsky y Jesús Monleón incitando a montar un evento. Inmediatamente contacte por whatsapp a mi amigo Miguel Vicente, presidente de Barcelona Tech City, para decirle que deberíamos hacer algo organizado por el propio ecosistema. Miguel me comentó que llevaba desde la noche anterior cruzando mensajes con otras personas hablando del tema, de los primeros Javier Faus, presidente del Cercle d’Economia.

Inmediatamente empecé a enviar mensajes a personas que podían ayudarnos, tanto de bancos, como escuelas de negociograndes empresas, otras asociaciones, y por supuesto la administración pública. A las 10.27h le envié un whatsapp a Jaume Collboni con “Estoy hablando con mucha gente para interntar la locura de montar un evento paralelo la semana del 4YFN. Creo que es el momento de demostrar que la iniciativa privado-pública puede hacer grandes cosas en Barcelona. Sé que Miguel Vicente también hablará contigo”. A lo que inmediatamente Jaume me contestó “Estoy en contacto con Miguel. A nosotros las locuras nos estimulan”.

Esta respuesta de Jaume me motivó a publicar a las 10.40h en Twitter y Linkedin el mensaje “Creo que es un momento histórico para que emprendedoresVCs, escuelas de negocio, corporaciones y administraciones públicas nos unamos para crear del 24 al 26 de Febrero un gran evento de 'start-ups' (con sus fiestas) en Barcelona. Varios me han ofrecido 'cash' y recursos para hacerlo”.

En pocos minutos mi mensaje en redes sociales cogió una gran viralidad llegando en pocas horas a más de 100.000 visualizaciones y a final del día superar los 200.000 impactos. Pero lo mejor fueron las decenas de llamadas, cientos de ofrecimientos de voluntarios (me recordó al espíritu de los voluntarios de Barcelona 92), y apoyo de toda la ciudad, tanto a nivel público como privado. Como dice Miquel Martí, de Barcelona Tech City, el mismo día nos ofrecieron desinteresadamente la mitad de los espacios de la ciudad donde podríamos hacer un evento ya fuese distribuido o en un único espacio.

Gracias a todos los que habéis colaborado para conseguir crear Tech Spirit Barcelona, y por supuesto a todos los patrocinadores y colaboradores. Casi 100 eventos organizados por mucha gente en pocos días, demuestran el espíritu de la ciudad de Barcelona.