03 jun 2020

Ir a contenido

La clave

Niños prisioneros en Auschwitz justo después de la liberación del campo por los aliados

AP

Auschwitz y la memoria perpetuada

Carol Álvarez

En el aniversario de la liberación del campo de exterminio, la persistencia en seguir contando lo que sucedió es un compromiso para que no caiga en el olvido

Lo que pasó en Auschwitz se ha contado desde mil focos distintos. Algunos han buscado la singularidad de un caso como hilo conductor para que podamos identificarnos con el destino trágico de  millones de personas. Spielberg usó el abriguito rojo de una niña inmersa en la locura de los guetos y los campos de concentración y exterminio para apelar a nuestra empatía en La lista de Schindler. La magnífica exposición sobre el Holocausto  AUSCHWITZ. No hace mucho. No muy lejos que se disfrutó en Madrid el año pasado, producida por Musealia, recibía al visitante con los zapatitos que calzó una niña real, recuperados del lugar de la masacre. La delicada reconstrucción de su historia y la de su familia, víctimas del genocidio, daban paso a un recorrido emocionante por la muestra.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Sometidos a un bombardeo continuo de emociones, los esfuerzos para que un drama conecte con nuestra sociedad y sobre todo no se olvide se multiplican. Hemos sabido que experiencias traumáticas imprimen en el ADN una huella que lo modifica y pasa a futuras generaciones. Hijos de supervivientes de campos de concentración padecen niveles de estrés superiores a la media, sin haber vivido  situaciones que lo justifiquen, como demuestran varios estudios de la profesora de Psiquiatría Rachel Yehuda.

Y a la ciencia la ha acompañado el Derecho y la ficción. La novela Calle Este- Oeste, de Philippe Sands, es una original aproximación al significado del Holocausto a partir de la lucha de dos abogados judíos por conseguir que la noción de genocidio y de crímenes de la humanidad se abra paso en la Justicia internacional en los juicios de Nuremberg. Sus peripecias hasta lograrlo, que suceden en paralelo al intento del protagonista de reconstruir la vida de su abuelo, se tropiezan con un desfile de personajes que de una u otra manera acaban en Auschwitz. No hay pasión en el relato, pero la frialdad y profusión de datos, la disección del debate jurídico, lo hace sobrecogedor. Sea por el relato detallado de una historia personal, sea por la enumeración de víctimas, artículos, documentales, novelas o estudios científicos, debates jurídicos y películas son la voz que no se extingue de aquella tragedia.  El 75 aniversario de la liberación de Auschwitz debe ser la última vuelta de tuerca para perpetuar la memoria de lo que nunca debe ser olvidado.

Aniversario de la liberación de Auschwitz.