24 oct 2020

Ir a contenido

Cultura y territorio

Montaje de ’Measure for measure’, de la Royal Shakespeare Company.

EL PERIÓDICO

"En el interior tiramos millas"

Núria Iceta

Un responsable de cultura de un ayuntamiento con una actividad cultural muy potente me decía el otro día: "En el interior tiramos millas". Era un ataque directo, sin pretenderlo, a la arrogancia de la capital. Estamos tan acostumbrados a vivirlo todo desde Barcelona, ​​incluso lo que no pasa en Barcelona, ​​que no prestamos suficiente atención a lo que pasa en el interior.

No sé cómo mostrar mi entusiasmo por iniciativas que veo que pasan fuera de Barcelona sin parecer condescendiente o, directamente, ignorante, y sin embargo tenemos que hacerlo, por muchos motivos.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Desde la evidencia de que seguro que se necesitan muchas más infraestructuras y muchos más recursos para mantenerlas en forma y en activo, la red de equipamientos culturales que se ha ido construyendo en 40 años de gobierno autonómico es impresionante, tanto en la nueva construcción como en la reforma de espacios ya existentes: teatros, museos, centros de todo tipo tienen una programación dignísima y muchas veces superior a la que se puede ver en la ciudad, y más si hablamos de vivirla y no solo de verla.

La ciudad actúa a veces como un agujero negro. Parece que todo tenga que ir a parar allí, lo bueno y lo malo... en un país tan pequeño como Catalunya la concentración de la conurbación de Barcelona es de una tensión constante. Y añadamos que en términos culturales se concentra en Barcelona capital. Es difícil visualizar la cultura de Barcelona en su dimensión metropolitana, cuando es una evidencia en términos de actividad económica.

Este agujero negro tiene los grandes equipamientos y los grandes presupuestos, pero es también un trasatlántico con mayores dificultades para cambiar de rumbo cuando le llega la crisis.

"En el interior tiramos millas" significa que mientras que se han visto igualmente afectados por los recortes, o más, han sabido mirar más allá del horizonte, aprovechar las inversiones de las épocas de vacas gordas, establecer complicidades con el territorio propio y redes de colaboración entre municipios, buscar elementos que los distingan de la comarca vecina, mirar hacia nuevas fuentes de financiación, hacia nuevas formas de financiación. Pensemos en ello.

Temas Catalunya