Ir a contenido

Medio ambiente

Un hombre pasea por la playa del Serrallo, totalmente desierta, la semana pasada. 

JOAN REVILLAS

Emergencia climática en la región mediterránea

Nasser Kamel

La región mediterránea se está calentando un 20% más rápido que la media mundial. Así lo revela el primer informe científico sobre el cambio climático en esta región, lo que debería hacernos tomar medidas urgentes.

Conocida por su riqueza cultural y natural, la cuenca mediterránea ha demostrado ser la cuna de una diversidad excepcional a lo largo de los siglos. La región alberga hasta un 18% de todas las especies marinas identificadas en el mundo. Aun dejándolo a su suerte, el Mediterráneo posee una gran capacidad natural para cultivar y desarrollar vida. Pero dicha capacidad de autosustento tiene sus límites, y la acción humana los está sobrepasando. La concentración de actividades económicas y la dependencia de una agricultura sensible al clima han hecho de la región uno de los principales focos de cambio climático en todo el mundo.

Durante las últimas décadas, las temperaturas medias anuales han aumentado, así como los niveles del mar, y se prevé que estas subidas se aceleren. La acidificación del agua empeora. No menos de 15 megaciudades bordean las orillas del Mediterráneo y corren el riesgo de sufrir inundaciones, lo que las hace especialmente susceptibles a los incrementos previstos. Se espera que 250 millones de personas en nuestra región sufran "escasez de agua" antes del 2050. Esto supone un número inmanejable de ciudadanos a los que habrá que socorrer con medidas de emergencia.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Existe una gran cantidad de literatura científica sobre el cambio climático, pero los datos están distribuidos de manera desigual y algunas de las regiones más vulnerables y de los sectores económicos más precarios no han sido suficientemente estudiadas. Los responsables de la toma de decisiones no han tenido acceso adecuado a una investigación fiable y actualizada en nuestra región. Por eso ha resultado crucial recopilar los conocimientos científicos más avanzados sobre el medio ambiente en la cuenca mediterránea y ponerlos a disposición de responsables políticos, expertos y ciudadanos.

La Unión por el Mediterráneo, muy consciente de esta necesidad, comenzó en el 2015 a colaborar estrechamente con la Red de Expertos Mediterráneos sobre Cambio Climático (MedECC), una red de más de 600 científicos de 35 países. Uniendo esfuerzos, recientemente se ha presentado en Barcelona el primer informe científico sobre el impacto del cambio climático y medioambiental en la cuenca mediterránea.

Afrontar y revertir el impacto

Del informe se extrae un mensaje que va más allá de los resultados científicos: ninguna persona, organización o zona, ya sea en el sur o en el norte del Mediterráneo, cuente con mayor o menor riqueza, puede hacer frente por sí sola a la magnitud de los desafíos ante los que nos encontramos. Nos necesitamos los unos a los otros para afrontar esta emergencia climática. La respuesta debe ser informada, común y concertada. Debemos convertir el cambio climático en una oportunidad para un codesarrollo pacífico y sostenible, manteniendo un enfoque justo sobre los recursos. Si no actuamos ahora, el calentamiento global tendrá un efecto irreversible en el Mediterráneo y sus habitantes.  

La Unión por el Mediterráneo seguirá impulsando proyectos, medidas e iniciativas de diálogo regional con el objetivo de afrontar e incluso revertir los inevitables impactos del cambio climático en nuestra región. Conformarse con el “estado actual” no es una opción. Debemos ser firmes en nuestra convicción de actuar juntos, si no, las consecuencias serán dramáticas. Los ciudadanos están pidiendo que aquellos en el poder hagan más, la próxima generación lo exige. No les decepcionemos.