Ir a contenido

Al contrataque

Corte de peaje por miembros de un CDR en abril del 2018.

JULIA PÉREZ / ACN

Ese desorden tan anunciado

Antonio Franco

Según el Manual del Buen Agitador lo de cortar carreteras se hace pero no se anuncia. Si se anuncia pasa a ser una manifestación, y como tal si no es espontánea debe solicitar permiso de celebración. Sin autorización, en caso de que las marchas corten carreteras serán técnicamente algaradas aunque sea pacíficas. Y si tienen permiso cada una de las marchas correrá el riesgo de parecer una procesión, con o sin santos (más bien con), con o sin letanías (lo mismo pues los eslóganes políticos se les parecen mucho), y con un final posible (Dios no lo quiera): reparto de hostias sin consagrar, como lo llamaría el Rufián de antes de su conversión. Aunque suene mal es mejor nombre que el de sagradas formas, poco idóneo para describir lo que intercambian polis y CDR cuando chocan. Se debe contar con ese riesgo porque así acaban tantas y tantas manifestaciones convocadas como pacíficas.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Le voy dando vueltas y no me cuadran demasiado esos desórdenes tan anunciados y poco espontáneos organizados para el momento que se conozca la sentencia. Hablan de tres días de marchas para inmovilizar el país, y aunque espero protestas tanto anuncio previo me llama la atención. A lo mejor la verdadera respuesta a la sentencia es más fabricar un clima de temor colectivo que conseguir un amplio parón del país, algo que no creo que esté al alcance de los secesionistas. Veremos. Lo que llamamos Madrid traerá a Catalunya hasta a 1.800 policías. Se sumarán a 1.400 Mossos que ya han explicado que defenderán las libertades de los catalanes (la de expresión, la de manifestación y se supone que también la de circular).

Como las marchas se han publicitado tanto los policías saben que tendrán que actuar en el aeropuerto, los puertos , las autopistas, las carreteras y las calles importantes. Ante los preparativos disuasorios temo que el plan secreto secesionista -el no anunciado- sea buscar una repetición de imágenes como las del 1-O utilizando los mismos figurantes/protagonistas pasivos. Aquel 1-O gracias a Rajoy, Fernández Díaz y los convocantes del referéndum que no tendría valor como consulta constituye la única gran victoria moral del 'procés', pero sus efectos se diluyen con el tiempo (y viendo imágenes similares de la policía francesa, entre otras). Quizá alguien piense que hay que reactualizar. En cualquier caso la mayoría de los políticos convocantes probablemente se reservarán para las contiendas futuras y ahora se limitarán al papel institucional de ser solo Un Poco Desobedientes, con los precedentes de mantener la bandera en el Palau, retirar los lazos amarillos antes de que venza el plazo dado por el juez  y guardar las llaves de las prisiones donde residen los encarcelados.