Ir a contenido

Dos miradas

Las tropas aliadas desfilan por París tras la liberación de la capital francesa, el 26 de agosto de 1944.

AFP

Memoria y mentira

Josep Maria Fonalleras

Decir que "España tuvo un papel crucial en la liberación de París" es una mentira fenomenal, que solo responde a una cierta idea del estado que nos lo quiere presentar inmaculado

¿Qué es un país? ¿Y un estado? ¿Hay una especie de continuidad histórica que permita hablar hoy en nombre del país cuando este país -y el estado que lo hace estar presente como entidad legal y reconocida- ha pasado por etapas muy diversas, contradictorias, opuestas? ¿Siempre se mantiene la idea de un país ideal, a pesar de las circunstancias que han empujado a este país, y al estado que lo representa, a la alcantarilla más apestosa de la historia? Estas preguntas, y algunas más, son las que se debería haber planteado el Ministerio de Justicia antes de redactar su tuit sobre 'La Nueve'. "España tuvo un papel crucial en la liberación de París”. Es una mentira fenomenal, una tergiversación que solo responde a una cierta idea del estado que nos lo quiere presentar inmaculado, incapaz de asumir las ignominias que ha protagonizado.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

El problema es que aquella España, como concepto, este concepto conscientemente intemporal, era entonces un estado fascista que no liberó París.

El tuit debería haber dicho: "Un centenar de españoles, bajo bandera republicana, víctimas de la guerra contra el fascismo en España y luchadores por la libertad, liberaron París". Esto es memoria histórica.