Opinión | Dos miradas

Emma Riverola

Escritora

Emma Riverola

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Fracaso escolar

Adolescentes de 12 años sometidos a madrugones, jornadas maratonianas de clases y comidas a horas intempestivas. ¿Alguien pensó en el alumnado al aplicar la jornada intensiva en los institutos?

zentauroepp48673039 notes can peixauet190617133650

zentauroepp48673039 notes can peixauet190617133650 / periodico

Catalunya, 2012. Los indignados sacuden a España, también a Catalunya. Pero en estos lares, el grito de ‘in-inde-independència’ es tan ensordecedor que lo tapa todo. Incluidos esos recortes que el Gobierno de Artur Mas perpetra con el ánimo del precursor. Aún hoy arrastramos su poda en los servicios públicos. Fue entonces cuando se implantó: <strong>la jornada intensiva en los institutos de secundaria</strong>.

El profesorado era uno de los colectivos más castigados por los recortes, adelante con una medida que rebajaba su malestar y ahorraba dinero a las arcas públicas.  ¿Alguien pensó en el alumnado? Adolescentes de 12 años sometidos a madrugones, jornadas maratonianas de clases y comidas a horas intempestivas. La Fundació Jaume Bofill insta de nuevo a suprimirla. Durante estos años, ¿cuántos casos de fracaso escolar podían haberse evitado? ¿Es ético que a los adolescentes de la escuela pública se les exija un esfuerzo de concentración que muchos no pueden seguir? Sobre esos cimientos de desigualdad, CiU volvió a ganar las elecciones en noviembre. Un Artur Mas arropado por banderas anunciaba ‘La voluntat d’un poble’.