Ir a contenido

Análisis

Un trabajador autónomo durante su jornada laboral como lampista.

RICARD CUGAT (El Periódico)

Acuerdo en los autónomos

Ester Oliveras

Todos los partidos tienen recetas para el autoempleo como vía para paliar el desempleo

Aunque los datos sobre la población activa todavía se consideran positivos durante el último año, la constatación del aumento de 50.000 parados durante el primer trimestre de 2019  enciende algunas alarmas. Especialmente porque estamos en campaña electoral, y cada noticia se exagera o disminuye a conveniencia. Pero también porque cada vez se escuchan más voces que predicen una nueva recesión económica mundial, y el mercado laboral español no parece haber realizado las reformas necesarias. El elevado número de contratos temporales y un competitividad parcialmente basada en sueldos bajos no son un buen punto de partida para afrontar una nueva crisis.

Las políticas de creación de empleo de las últimos años han hecho hincapié en el fomento del autoempleo, a través del emprendimiento y de incentivar la figura del autónomo. Leyendo los programas electorales se observa que existe un gran consenso entorno a la excesiva presión fiscal sobre las personas autónomas en algunas etapas de la vida laboral, por lo que puede ser un buen punto de partida, gane quien gane las elecciones, para avanzar --al menos en este aspecto-- en una misma dirección.

Sin ánimo de ser exhaustiva, todos los partidos coinciden en que las cotizaciones de los autónomos son excesivas en los primeros años, y en que dichas cuotas deberían adaptarse a los ingresos. La forma en que esto debería hacerse ofrece matices. Ciudadanos propone ampliar de 1 a 2 años la tarifa plana que se concede actualmente cuando una persona se da de alta y también incluiría aquellos autónomos que gestionen pymes.

El PP lo ampliaría hasta los 3 años y la extendería a mayores de 52 años, parados de larga duración, menores de 30 años y personas vulnerables. También hay diversas propuestas de reducciones en la cuota: PP, PSOEUnidas Podemos, y Esquerra Republicana abogan por sistemas progresivos en que las cuotas se ajusten a los ingresos obtenidos; en los programas, a menudo aparece el salario mínimo como punto de referencia. Junts per Catalunya propone una flexibilización de la cuota en tres tramos según los ingresos: hasta el salario mínimo, hasta 40.000 euros, y por encima de esta cifra. 

Respecto a los beneficios sociales, existe consenso en los partidos para ampliar de manera progresiva los derechos laborales de los autónomos para equipararlos a los  derechos de las personas trabajadoras por cuenta ajena. Algunos partidos son más específicos que otros haciendo referencia al paro o a las pensiones por jubilación. Los partidos considerados de izquierda,  PSOE, Unidas Podemos y Esquerra Republicana proponen estudiar y frenar el auge de los falsos autónomos surgidas de las nuevas formas de organización empresarial que precarizan el mercado laboral y que han sido motivo de conflictos laborales durante los últimos años.

Más allá de la escenificación de diferencias irreconciliables en los debates televisados, los programas electorales en materia de empleo muestran puntos en los que se podría avanzar.

Temas: EPA Paro