Ir a contenido

Avance de la xenofobia

El abogado y secretario general de Vox, Javier Ortega, en las puertas del Tribunal Supremo.

Juan Carlos Hidalgo (EFE)

¿Será Vox la ultraderecha española?

Xavier Rius

El partido de Santiago Abascal tiene posibilidades de obtener buenos resultados no agitando la eurofobia de los ultras europeos, sino apelando a la grandeza de España

La ultraderecha que está presente en la mayoría de los parlamentos de la UE, y que en las elecciones europeas incrementará su representación, en España continuará siendo marginal a no ser que Vox obtenga buenos resultados en la triple cita de mayo.

En los años 2010 y 2011 el discurso xenófobo fue agitado por Josep Anglada y Xavier García Albiol, obteniendo eco mediático sus proclamas contra las mezquitas y sus promesas de acabar con los supuestos privilegios de los inmigrantes, mezcladas con afirmaciones que vinculaban inmigración y delincuencia. Plataforma per Catalunya estuvo a punto de entrar en el Parlamento catalán y obtuvo 67 concejales, mientras Albiol ganaba en Badalona. Pero poco después la inmigración salió de la agenda política y fuera por eso, fuera por las disputas internas en Plataforma per Catalunya que llevaron a la expulsión de su líder, en las municipales de 2015 PxC solo obtuvo siete concejales, revalidando Anglada por libre su acta de concejal en Vic.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Con motivo del referéndum del 1-O, grupos hasta entonces marginales como Democracia Nacional (DN) lideraron algunas manifestaciones unionistas y consiguieron imponer sus consignas en otras más mayoritarias, si bien su discurso ligado al franquismo dificulta que obtenga rédito alguno. La última crisis de DN, con el cese de Albert Bruguera en Catalunya y la dimisión de su presidente, Manuel Canduela, les retorna a la marginalidad. PxC y Anglada por separado, intentarán con pocas posibilidades recuperar la representación del 2011. Pero quien tiene posibilidades de hacerse con el espacio ultra y obtener buenos resultados es Vox, dado que la ultraderecha sociológica en España es por encima de todo defensora de una España centralista. Y aquí es donde el partido de Santiago Abascal buscará sus votos. Criticará la inmigración y reivindicará la soberanía de España. Pero no agitando la eurofobia de los ultras europeos, sino apelando a la grandeza de España y denunciando que los tribunales europeos, con Puigdemont, se han burlado del Tribunal Supremo.