Ir a contenido

ANÁLISIS

Piqué y Rakitic, en un reciente entrenamiento con el Barça.

JORDI COTRINA

¿Posará Rakitic para Piqué?

Emilio Pérez de Rozas

Espero que no sea necesario que el central repita con el croata su lamentable "se queda" de Neymar

¿Por qué todo el mundo tiene la sensación de que Florentino Pérez, que no tenía entrenador, que no pudo contratar al técnico (a los técnicos) que quería, que no tuvo reparo alguno en destrozar España para fichar a Julen Lopetegui, la va a liar en los próximos días? Sencillamente porque nadie se cree que al Real Madrid le vuelva a sonar la flauta una vez desaparecido Cristiano Ronaldo y, con él, sus casi 50 goles de media por temporada.

Pero no me dirán que no es divertido que a pocos días de que se cierre el mercado de agosto, el bueno, el definitivo, se esté hablando, escribiendo, televisando todos los fichajes del mundo, y  más, pero ninguno sea ese galáctico, que, por otro lado, ya no existe, que debería contratar el Real Madrid. Ahora el que más suena es el valencianista Rodrigo, cuya cláusula es de 125 millones de euros, bastante exagerada para alguien que promete mucho pero que, de momento, no puede ser considerado un jugador franquicia y menos un sustituto de CR7.

Los sueños imposibles

Mientras Lopetegui se propone repetir, con el joven Asensio, el éxito de Pep Guardiola cuando ideó el falso 9 con la figura de Leo Messi (cosa muy difícil porque Asensio es buenísimo, pero no es Messi, ni se le acerca, de momento), mientras el aficionado considera que el mago Simeone ha de dejar de vender la burra de que él va partido a partido en busca de un puesto en la Champions pues, entre otras cosas, ya tiene plantilla para aspirar al título de Liga, mientras los culés esperan que Luis Suárez caliente cuanto antes su motor diésel o vamos a empezar a sufrir (y de verdad), alguien ha difundido la posibilidad de que Rakitic sea objeto de deseo del de siempre, es decir, del PSG.

Si eso es así y los parisinos, perdón, el dueño de Catar suelta de nuevo la pasta, estaríamos ante el mayor negocio de la historia del Barça pues creo recordar que Andoni Zubizarreta se gastó 18 millones de euros en el croata y el Barça lo vendería por 125. Una cosa si les digo (y no a raíz del Instagram de Rakitic con ese alentador “¡Força Barça!”), un jugador no se va a otro club si él no quiere. Es decir, que si el PSG paga lo que debe, Rakitic se irá porque quiere. O porque quiere ganar el doble, que es distinto. Vuelvo a la historia de besar el escudo y decir que ha nacido para jugar…en el club que le ficha.

De la foto al video

Lo digo porque de la misma manera que papá Neymar no se lo pensó ni medio segundo, de la misma manera que CR7 montó el pollo nada más concluir la final de la Champions, de la misma manera que a Rodrigo se le van los ojitos hacia el Bernabéu y Pogba está hasta las narices de Mourinho, Rakitic vería con buenos ojos que le mejorasen su contrato (ampliado, vaya, en marzo del pasado año y con vigor hasta el 2021) para poder seguir vistiendo la camiseta que le gusta.

Después de este "¡Força Barça!" en Instagram, Rakitic podría hacerse una fotografía con el eterno Gerard Piqué y su "se queda". Pero, claro, ya todos sabemos cómo acabó aquella gracia. Más o menos como el negocio del vídeo del 'no' de Griezmann.

Temas: Ivan Rakitic