Ir a contenido

Editorial

Facebook apuesta por Barcelona

La decisión del gigante de las redes sociales es un espaldarazo económico y de prestigio que en buena parte se debe al éxito del Mobile Congress

La Torre Glòries de Barcelona.

La Torre Glòries de Barcelona.

Facebook, el gigante de las redes sociales, con más de 1.000 millones de usuarios en todo el mundo, se enfrenta a “importantes retos”, como ha dicho su fundador, Mark Zuckerberg. Después del escándalo de Cambridge Analytica, en el que se usaron indebidamente datos de más de 85 millones de personas, entre ellas 2,7 millones de europeos, la preocupación principal de la compañía es asegurar un nivel más alto de privacidad, tanto por la presión que han sufrido en contra como por las normativas a que debe atenerse, como el Reglamento General de Protección de Datos que entrará en vigor en Europa el 25 de mayo. Para ello, a parte de las explicaciones ante los tribunales, ya ha puesto en marcha alarmas dirigidas a los usuarios para que revisen los datos que figuran en su perfil público, de acorde con la nueva legislación.

En otro orden de cosas, pero íntimamente ligado a la privacidad, Facebook  intenta poner orden desde el 2016, y con más o menos esfuerzo y más o menos efectividad, en los “mecanismos de verificación” de las noticias procedentes de webs intoxicadoras con 'fake news' (noticias falsas), que tanto sirven para una maniobra comercial como política.

Hace un año lanzó una campaña mundial, que no llegó a España, contra la manipulación de la verdad, una práctica extendida en toda la red. Ahora, sin embargo, Facebook, a través de la empresa Competence Call Center, instalará un espacio de control de contenidos en Barcelona, en la Torre Glòries, antes Torre Agbar. La que tenía que ser la sede la Agencia Europea del Medicamento, un deseo frustrado, se convertirá en un centro tecnológico con más de 500 empleos de calidad, para combatir tanto los mensajes nocivos como la propagación de noticias falsas.

Con la reciente instalación en la ciudad de Amazon y Sellbytel, la 'marca Barcelona' parece que vuelve a tener un peso específico, especialmente en el sector tecnológico. El concejal de Turismo, Comercio y Mercados, Agustí Colom, ha definido esta industria como “la de la verdad”, un tema en el que la red social está especialmente interesada, a tenor de los últimos acontecimientos en este sentido. En cualquier caso, el hecho de que Facebook recale en Barcelona es un espaldarazo económico y de prestigio que en buena parte se debe al éxito continuado del Mobile World Congress y que promete ser el augurio de un relanzamiento necesario para la ciudad.   

0 Comentarios
cargando