Ir a contenido

DOS MIRADAS

Solo la política puede evitar que el sistema de bienestar acabe dinamitado

'Entre el 15% y el 95%' era el título de un reciente artículo de Jordi Sevilla en EL PERIÓDICO. Es decir, el Fondo Monetario Internacional apunta que, en el 2019, España seguirá con una tasa de paro del 15% y una deuda pública equivalente al 95% del PIB. Lo que delata que, a pesar de que la economía mundial va bien, en España no se han hecho los deberes para consolidar el crecimiento. La desigualdad no deja de aumentar y la polarización social es tan creciente como hiriente. Solo la política social y el aumento de los salarios pueden revertir la situación. Es decir, solo la política puede evitar que el sistema de bienestar acabe dinamitado. ¿Somos conscientes de lo que nos jugamos? ¿Seguimos centrando el debate en temas territoriales mientras se lamina, quizá de forma irreversible, nuestro futuro?

Estamos regalando el poder a la derecha. En España gobierna Rajoy y las encuestas apuntan a Ciudadanos como relevo. En Catalunya, Ciudadanos y Junts per Catalunya (marca electoral controlada legal y económicamente por el PDECat) son las fuerzas más votadas. Por mucho que el anhelo independentista no haga esta suma, lo cierto es que delata una realidad: no estamos votando para revertir la situación de pérdida en la que nos instalamos desde que estalló la crisis. De hecho, no hemos dejado de dar mayorías a la derecha desde que se empezó a dilapidar nuestra herencia social. Y, encima, los desheredados andamos divididos, ¿seguro que no era la lucha de clases?

0 Comentarios
cargando