Ir a contenido

PIRATERÍA, AL ALZA

De lector a lector

UWE ANSPACH

De lector a lector

Care Santos

Antes de hacer clic sobre el enlace de una descarga ilegal, pensad qué pasaría si ese libro no existiera

Malas noticias para el mundo del libro. Las descargas ilegales aumentaron en el 2017 en un 2%. 419 millones de descargas frente a las 374 del 2016. Lo cual significa que más de 3.600 millones de euros fueron sustraídos al sector editorial. Es decir (del último al primer eslabón de la cadena) a librerosdistribuidores, comerciales, impresores, encuadernadores, productores y vendedores de papel (y de tinta, y de maquinaria de imprenta), correctores de pruebas, traductores, redactores editoriales, editores, diseñadores de cubiertas y autores. Por no hablar de contables, responsables de comunicación, encargados de la venta de derechos de autor o todo tipo de personal subalterno asociado a editoriales, imprentas o librerías. Un montón de gente cuyo trabajo se está despreciando, olvidando y destruyendo. Y todo en un solo clic

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Hace poco me compré el último libro de Maggie O’Farrell, una autora a la que admiro y sigo. Me emociono cada vez que saca nueva novela, porque sé que me va a proporcionar varias horas de absoluta felicidad. Podría descargarme sus libros por internet, gratis, rápida, fácil e impunemente, pero, por supuesto, no pienso hacerlo. 

Admirar y respetar

Mi forma de admirar consiste en respetar el trabajo ajeno. Compro los libros de O’Farrell —y animo a otros a comprarlos— porque deseo que siga escribiendo. Deseo que reciba el 10% (menos impuestos y comisiones de representantes) de lo que yo pago por el ejemplar; deseo que muchos hagan lo mismo para que nunca tenga que plantearse dejar de escribir. No quiero que O’Farrell abra un bar o desempolve un antiguo título académico olvidado. Quiero que escriba. Cuando más, mejor.

Tal vez un día tengamos políticos que respeten y protejan los derechos de autor. Por ahora, mejor apelo a los lectores, porque soy una de ellos. Y de lector a lector, os ruego: antes de hacer clic sobre el enlace de una descarga ilegal, pensad qué pasaría si ese libro no existiera. Si no fuera a existir nunca porque ahora su autor vive de servir copas.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.