Ir a contenido

EDITORIAL

Tranvía: por un pacto de ciudad

El proyecto de unir el Trambaix y el Trambesós no debe verse torpedeado por motivaciones partidistas

El tranvía cubriría el recorrido Glòries-Verdaguer en siete minutos

El tranvía cubriría el recorrido Glòries-Verdaguer en siete minutos

Uno de los objetivos más perseguidos por el equipo de Ada Colau ha sido aprobar, en esta legislatura, el proyecto de tranvía de 3,8 kilómetros que ha de unir el Trambaix y el Trambesós entre Francesc Macià y Glòries. Después de múltiples estudios y de aprobaciones técnicas que recomendaban la solución del tranvía por la Diagonal, por ser la más adecuada en relación coste-beneficio, menor impacto ambiental y máxima rentabilidad, la alcaldesa se propuso conseguir el máximo consenso de las fuerzas políticas. Después de haber reformado la propuesta con un planteamiento que rebajaba el inicial y que consistía en prolongar el Trambesós al menos entre Glòries y Verdaguer, la alcaldesa contaba con obtener el apoyo imprescindible de ERC. Pero no ha sido así. La postura contraria de los republicanos, reticentes al pacto, deja el proyecto en el aire, con la enésima dilación de una obra que no solamente ha de beneficiar a la ciudad de Barcelona sino a todo su entorno metropolitano.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

La fragilidad política de Colau y, al mismo tiempo, la falta de una coalición sólida en su contra, con la perspectiva ineludible de las próximas elecciones municipales, entorpecen el desarrollo de una estructura que no debería dirimirse en clave partidista. Aunque se trate de una reducción a la baja, la primera fase hasta Verdaguer se antoja imprescindible para, en los próximos años, acabar de concretar una conexión que mejoraría sensiblemente la calidad de vida de los barceloneses.

0 Comentarios
cargando