Ir a contenido

Análisis

La raspa de la cultura

La raspa de la cultura

Isabel Sucunza

Sé de un grandísimo escritor de esta ciudad nuestra que tiene en casa una colección espléndida de todos los núeros de la revista 'Teleprograma' -la 'TP'-, aquella en la que la gente consultaba qué echaban por la tele cuando aún no existían los mandos a distancia: imaginad cuántos viajes inútiles del sofá al aparato nos ahorrábamos los españoles con el simple gesto de hojear el puñado de páginas grapadas de aquella revista de nada.

¿De nada? No. La 'TP', ahora que ha perdido su utilidad primera -la perdía semanalmente-, se ha convertido en enciclopedia, en atlas de aquello que durante décadas entró por los ojos y por las orejas de los ciudadanos que pasábamos más tiempo en casa que en la calle.

He pensado en la 'TP' ahora que he sabido que, después de 18 años de actividad, cierra otra revista: la 'Butxaca', que junto con otra publicación -la 'Guía del Ocio'- vendría a completar el alimento visual y auditivo, vividos estos en persona y no delante de un monitor, que ha recibido deurante las últimas décadas la peña de esta ciudad.

La 'Butxaca' deja de ser navegador para convertirse en cartografía de lo que fuimos, lo que hicimos y lo que nos formó

La 'Butxaca' era la 'TP' de los bares, de las salas de concierto, la de los teatros, la de los museos, la de las librerías incluso, de Barcelona. La 'Butxaca', vista ahora que ha pasado, es la raspa del pescado de la cultura sobre la que nosotros mismos, cada semana, cada día, íbamos añadiendo la carne. Abriendo ahora cualquier 'Butxaca' de cualquier época encontraremos el nombre de un grupo, el título de una exposición, que, seguidos del nombre de un local, de un horario y de un precio, nos traerán irremediablemente a la cabeza la historia de a quién conocimos aquel día, con quién quedamos, cómo de gordo fue el pedo que nos cogimos y cómo acabamos llorando desconsoladamente aquella noche o partiéndonos de la risa hasta altas horas de la madrugada

La 'Butxaca' ahora deja de ser navegador y localizador para convertirse en cartografía que hará falta consultar para saber de dónde venimos, qué hicimos, qué nos ha formado y nos ha acabado haciendo lo que somos.

Qué buen trabajo habéis hecho, compañeros. Qué útiles seguiréis siendo.

Temas: Prensa

0 Comentarios
cargando