Ir a contenido

IDEAS

La próxima consejera

Xavier Bru de Sala

Consejera o consejero, aunque si es consejero será del sexo equivocado. Dado que las expectativas de formar un gobierno no soberanista pertenecen al terreno de la ficción, por otra parte semiabandonado, será persona partidaria de la República. A partir de aquí, libro blanco en blanco. Lo mismo da personaje como trayectoria poco conocida. Lo mismo da de JxCat como de ERC como independiente. La cuestión es que cumpla la máxima de Yourcenar, que abogaba a favor del que "no piensa como todo el mundo, es decir, que no piensa como el que no piensa". Eso y que cuando pise Nou Barris y L’Hospitalet, y lo debe hacer muy a menudo, se sienta no como en casa sino en casa.

Convendría refundar la 'conselleria' de Cultura, y quien no tenga imaginación creativa, que deje paso a otro

En la próxima legislatura convendría refundar la 'conselleria' con tres criterios genéricos más uno. Primero, entre estatalismo y sociedad, sociedad. Segundo, entre industria y creación, creación. Y tercero, entre elitismo y cultura popular, elitismo popular. El más uno: que esto de un solo pueblo debería empezar a pasar del pentagrama celestial a la orquesta que somos todos.

A pesar de que dispondrá de un presupuesto aún más desgraciado que en la anterior y larguísima etapa de autonomía asumida, el de Cultura debería ser uno de los departamentos más relevantes para aventar la grisura resistencial de los próximos cuatro años. De manera previa y preventiva, deberá lanzar a los responsables de los grandes y medianos equipamientos el mensaje de las restricciones, sin ahorrar, si se atreve, una crítica al mecenazgo empresarial, que por nuestros lares no pasa de pequeña comedia provinciana. Quien no tenga imaginación creativa, que deje paso a otro. Más peliagudo será el asunto de las industrias culturales, condenadas a sufrir una grave discriminación. Ya que no se podrá hacer mucho más que internacionalizar, además de llorar y suplicar al Parlament, la prioridad debería ser triple. Creación y barrios. Barrios, creación y apertura participativa de la ILC, el Conca y el Ramon Llull.

0 Comentarios
cargando