Ir a contenido

IDEAS

Joan Maragall.

Repensar España

Xavier Bru de Sala

Puestos a establecer líneas divisorias, no deberíamos olvidar la que separa a los conformistas de los reformistas. A un lado, los que piensan que España está bien así, que no hay que cambiar de modelo, y menos ahora que toca resolver el conflicto catalán por la vía de la vuelta a la obediencia. Al otro, los partidarios de cambiar las estructuras de poder, tanto en el orden social como en el territorial. La España vertical y la España horizontal. La España radial y la España en red que no será.

Retomando una vieja inclinación iberista, he dedicado unas cuantas horas a repasar los ejes y los protagonistas del debate histórico y he devorado varios libros nuevos sobre la materia. La conclusión es desoladora. Las propuestas de cambio en positivo han fracasado siempre. Desde el liberal Antonio de Capmany, gran patriota español y, como tal, partidario, ya antes de las guerras napoleónicas, de recuperar y generalizar la proximidad entre gobernantes y gobernantes que fue propia de Catalunya hasta el Decreto de Nueva Planta, así como de sustituir el estatismo castellano por el espíritu de iniciativa catalán.

Joan Maragall  concluyó que que el camino de Catalunya consistía en europeizarse "cortando la cuerda" que la unía a España

Las propuestas de Joan Maragall, que fue mucho mejor comprendido por Francisco Giner de los Ríos que por su querido Miguel de Unamuno, no pasaron de tentativas. Un siglo antes de que su nieto Pasqual volviera a poner en marcha la rueda que nos ha traído a la presente confrontación, Joan Maragall ya había concluido que el camino de Catalunya consistía en europeizarse "cortando más o menos lentamente la cuerda que la une a la muerta".

No son más optimistas las dos cartografías más lúcidas del presente; ni la cultural-espiritual 'De la inexistencia de España', de Juan Pedro Quiñonero, ni la ideológico-territorial 'La España vacía', de Sergio del Molino. Ambos autores retornan al soneto de Quevedo: "Miré los muros de la patria mía, / si un tiempo fuertes ya desmoronados...".

¿Cuándo vamos a repensar esta España que crece, pero crece sobre todo en desigualdad y en arrogancia?

0 Comentarios
cargando