Ir a contenido

IDEAS

Isabel-Clara Simó.

RICARD CUGAT

La cláusula Benet

Xavier Bru de Sala

Este lunes se ha concedido el Premi d’Honor de les Lletres Catalanes a Isabel-Clara Simó y me honró al pedirme que trasladara al Palau de la Música mi reivindicación de su nombre como escritora de primer nivel, que los lectores de este diario conocen. Me he limitado a hablar del descrédito de la literatura y del crédito que merece la suya, muy injustamente abofeteada.

Pero, como muchos, tengo otra cosa que decir. Todo el mundo sabe que el Premi d’Honor se otorga por la superposición de dos méritos: la calidad de la obra y la ejemplaridad cívica. De forma que si durante la dictadura excluyó a los franquistas y los conniventes con el régimen, no diré que sin motivo, después discriminaba a los poco catalanistas, a los babélicos, los heterodoxos, ahora a los antisoberanistas y pronto a los 'procesistas'. 

Cuando Josep Benet introdujo la cláusula de la ejemplaridad en el Premi d'Honor, el catalanismo empezaba a salir de las catacumbas

Ya que soy de los que se lo habría dado a Josep Pla a pesar de haber sido espía de Franco, comparto buena parte del argumentario de quienes consideran abusiva o distorsionadora la exigencia de buen catalanista. Quizás Josep Benet, gran estratega de la resistencia, pensaba que con Franco vivo convenía dárselo a Pla. De acuerdo, pero después... Pla es el escritor más influyente de todos los tiempos en la mentalidad de los catalanes, y tampoco debía de ser tan contraproducente si estamos donde estamos. Pla murió seis años después de Franco.

Cuando Josep Benet introdujo la cláusula de la ejemplaridad, el catalanismo empezaba a salir de las catacumbas. ¡Pero ahora! Según el mismo criterio que inspiró a Benet, ahora existen dos millones de catalanes ejemplares, que también están excluidos del premio por desconsideración a su tarea intelectual.

Injusto por un lado. Injusto por el otro. Confuso por ambos. Cuanto más se tiene en cuenta la militancia más se menosprecia la obra. A la cultura lo que es de la cultura. Al catalanismo lo que es del catalanismo. Toca bifurcar. En nombre del pluralismo. Antes de que la independencia nos pille sin confesar.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.