Ir a contenido

tú y yo somos tres

Azúcar Moreno y Bertín, vestidos, en la cama (Tele 5).

Sin espuelas, Bertín pierde gas

Ferran Monegal

Va perdiendo 'pistonada'. No es un descenso dramático, pero la audiencia va menguando. Me refiero a Bertín Osborne ('Mi casa es la tuya', T-5). La sesión con Toñi y Encarna, las célebres hermanas del dúo Azúcar Moreno, no es que fuera un desastre. Ni mucho menos. Pero la audiencia que es fiel a esta cadena está acostumbrada a algún impacto que les deje pasmados. Por ejemplo, cuando se metieron los tres en la cama. «¡Toñi, Encarna y Bertín se meterán los tres juntos en la cama!», nos decían con ánimo de incentivar nuestro interés. Indiscutiblemente, lo incentivaron. Pero cuando llegó el momento fue decepcionante. No se acostaron: se tumbaron, vestidos y con zapatos. Fue un posturismo de una ridiculez inenarrable. El recurso de acostar al entrevistador con sus entrevistadas es más viejo que el betún. La tele lo ha explotado mucho. Funciona bien cuando se meten desnudos; o en sugerentes picardías y pijamas. Hace un año Mariló Montero también se acostó en la cama de Bertín. Ni él se desnudó, ni ella se metió con unas gotas de Chanel nº 5 como toda indumentaria, que hubiera sido lo interesante; pero al menos Mariló se quitó los zapatos. Ahora, un año después, resulta que las Azúcar Moreno iban con tacones y Bertín con sus zapatones de caballista redomado. Vaya, no progresamos. Para próximas ediciones al menos déjenle puestas las espuelas a Bertín. Quizá los ambientes sado-maso lo agradecerán.

ELECCIONES EN LA TELE .- Sin novedad en el frente de la cobertura electoral. Antonio García Ferreras en plató, Ana Pastor en Euskadi y la traviesa Cristina Pardo en Galicia elevaron a La Sexta, una vez más, al podio de la referencia informativa de la jornada. Decía Ferreras«Tras esta victoria, Núñez Feijóo se coloca como el favorito para heredar a Rajoy». ¡Ahh! Es un análisis interesante, pero ingenuo. La primera condición para heredar es que haya un difunto de por medio. Y no parece que Rajoy esté dispuesto, por ahora, a dejarse enterrar. En TVE-1, el 'Especial' que condujo Ana Blanco nos ofreció su distrofia informativa habitual. A Iñigo Urkullo le dedicaron 9 minutos. A Núñez Feijoo, 21. Hicieron una pintoresca martingala. Primero, el discurso de Feijóo a toda pantalla; y luego, a pantalla partida, mantenian a Feijóo hablando, mientras en la otra ventana iban saliendo líderes de otros partidos. La voz que sonaba era la de Feijóo. Los otros, imágenes mudas. Bultos nada más.

0 Comentarios
cargando