Ir a contenido

tú y yo somos tres

Fátima (Hiba Abouk) y Morey (Álex González), en un baño del Hotel Emperador, en la serie ‘El Príncipe’, de Tele 5.

La bañera de Fátima

Ferran Monegal

Se conoce con el nombre de bañera de Múnich un artilugio en forma de barreño o palangana grande, en el que se sumerge a un paciente afectado de cálculos renales. Allí introducido, el artefacto hace maravillas: somete a la doliente criatura a un bombardeo de ondas de energía y, ¡patapam!, las  piedras quedan fragmentadas y reducidas a arenilla. A este fenómeno los urólogos lo llaman litotricia.

En la serie 'El Príncipe' (Tele 5) hemos visto esta semana a la hermosa Fátima (Hiba Abouk) y a su amado pollastreMorey (Álex González), también sumergidos en una bañera de un hotel de Madrid. Al igual que en la de Múnich, esta otra bañera también ha provocado una curiosa litotricia en la parejita allí sumergida. A base de ondas de tórrida energía sus cuerpos se fueron fragmentando. Y una vez transformados en arenilla, se fundieron como el alfarero funde la arcilla y la transforma en figurita artística.

Esta bañera de Fátima y Morey supera no obstante a la de Múnich. Le añade una dimensión hasta ahora desconocida. Ha generado también un efecto colateral exterior, potentísimo y terrible. Mientras ellos se derretían en Madrid transformados en ardiente arenilla, en Ceuta, a más de 600 kilómetros, a Khaled (Stany Coppet), el marido de Fátima, le iban creciendo unos cuernos horribles. No acaba aquí lo tremendo: resulta que le crecían mientras le mantenían encerrado ilegalmente en los calabozos de la comisaria.

¡Ahh! Llegados a este punto cabe reflexionar sobre el grado de pamema surrealista que los guionistas practican. Ya hace tiempo que sabemos que el matrimonio de Fátima con Khaled -totalmente inverosímil- solo se explica como recurso para alargar el papel de Morey, no como agente, sino como amante en esta doméstica intriga. Pero más increíble es lo de Khaled: le meten en el calabozo para tenerle incomunicado y que así su esposa, Fátima, pueda escaparse y meterse en la bañera con Morey. O sea, la policía haciendo labores de alcahuetería. ¡Ah! El pitorreo es superlativo.

RECAUCHUTADO EN 'GH VIP' 

Dolorosa situación la de la joven Charlotte Caniggia en GH VIP (T-5). El pequeño Nicolás le acaba de soltar: «Eres una mujer de plástico. Pestañas falsas, tetas postizas, labios, botox... Eres totalmente falsa». ¡Ahh! Es verdad que Charlotte luce un recauchutado full equip. Pero es su cuerpo. Su libertad. El pequeño Nicolás ha estado, otra vez, a la altura del betún.

Temas: El Príncipe

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.