08 ago 2020

Ir a contenido

La segunda vuelta del 27-S: ¡Vamos a por todas!

Carles Campuzano

Las elecciones plebiscitarias del próximo 27 de septiembre tendrán una segunda vuelta, sin duda, en las elecciones a las Cortes españolas, del 13 de diciembre de este año. Valdrá la pena que todos aquellos que hemos querido convertir unas elecciones al Parlamento en la consulta sobre el futuro de Catalunya que no hemos podido hacer, no lo perdiéramos de vista. El bloque social y político que ha sabido conformar la candidatura del Junts pel Sí no solo ha de ganar claramente este septiembre sino que también ha de ser capaz de revalidar una mayoría soberanista el mes de diciembre. El reto no es fácil, pero sería muy ingenuo creer que si somos contados una vez, fuera intrascendente que no volviéramos a ser contados al cabo de pocas semanas. Y es que un triunfo de las candidaturas de ámbito estatal en Catalunya en las elecciones generales españolas debilitaría de forma sensible la lectura plebiscitaria del 27S y su correspondiente mandato democrático. Dentro de Catalunya y fuera de Catalunya.

Y no se trata únicamente de ser contados, que de eso va el 27S, sino de entender que la aspiración al Estado propio, a la independencia, a un país mejor, más justo y más próspero, también se jugará en un contexto español diferente al que hemos vivido en los últimos años de la mayoría absoluta del PP. Los escenarios postelectorales en el Congreso de los Diputados que se van dibujando prefiguran un escenario parlamentario bastante fragmentado, sin mayorías claras a izquierda y derecha, por un lado. No necesariamente significa un escenario mejor. Es bueno ser escépticos sobre los cambios de fondo en la mentalidad y los intereses de los grandes partidos españoles, nuevos y viejos, pero seguro que estaremos ante un escenario cualitativamente diferente, que obligará a todos a actuar de manera diferente. Y por el otro lado, con la irrupción del debate sobre la reforma constitucional como principal cuestión política a resolver en la próxima legislatura española, el pleito catalán será central y marcará el sentido de los próximos tiempos en la política española. Que nadie se engañe. El tema catalán pesará y mucho. No puede ser de otra manera por obvias.

Si en el bloque independentista alguien pretende actuar como si esta nueva realidad no existiera, la miopía sería tremenda. Como tampoco sería inteligente despreciar posibles aliados de la causa catalana, llegados del País Valenciano, las islas, Galicia o el País Vasco… La mentalidad del "Nosotros Solos" nunca ha parecido ni demasiado eficiente ni demasiado útil… Aliados en la Península Ibérica siempre nos convendrán.

Tan solo un triunfo limpio, nítido e indiscutible de la candidatura del Junts pel Sí que suponga un doble mandato democrático claro hará posible no sólo continuar el camino emprendido hacia la plena libertad nacional sino convertir la nueva coyuntura española en un escenario de fuerza y poder para Catalunya. ¡Vamos a por todas!

Post publicado en el blog de Carles Campuzano