El turno

Operación Salvar a España

1
Se lee en minutos

El significado de la palabrarescatese ha pervertido. Según el diccionario, rescatar es recuperar, pagando un precio o por la fuerza, algo que el enemigo nos ha tomado o que ha pasado a manos de otros. En el pasado se rescataban las doncellas que habían sido secuestradas por malvados piratas del Magreb y, ya en tiempos más recientes, conNúñezen la presidencia del Bar-ça, celebramos el rescate deQuinipor efectivos policiales. Los últimos meses se ha puesto de moda rescatar países. Pero ¿rescatarlos de qué? ¿De su avaricia?, ¿de la incompetencia de sus políticos?, ¿de los errores cometidos por los ciudadanos?

Cuando alguien dice que nos quiere rescatar, yo ya tiemblo. Piensas si de verdad nos quieren rescatar o si en realidad el poderoso solo quiere salvaguardar sus intereses. No es nuevo. Es lo que han hecho siempre los dictadores y otros personajes menores.Franconos rescató de las hordas judeomasónicas y el bolchevismo,Maorescató a los chinos del capitalismo yBush, Blair yAznarrescataron a los iraquís de las garras deSadam Husein.Ni los españoles de la República, ni los chinos ni los iraquís habían pedido que los salvaran. La diferencia es que ahora no hallamos la salida por nosotros mismos e imploramos a los vigorosos vecinos del norte que vengan a ayudarnos.

Noticias relacionadas

Se ha puesto en marcha la operación Salvar a España. Nos preguntamos quién será, finalmente, el benefector que nos sacará de la desgracia. ¿SeráMariano Rajoy, que lleva diez días sin abrir la boca? ¿Lo hará el eje franco-alemán, encarnado en la figura de Nicolangela Merkozy? ¿O acaso deberemos recurrir a las tropas de la OTAN, el hijo deGadafi

o al presidente chino,Hu Jintao? Consolémonos. Por ahora tenemosSalvados, que no nos salvará de nada, pero que al menos nos hace reír. En tiempos difíciles como los actuales, reírse de uno mismo es ya un primer paso hacia la salvación.