Ir a contenido

Yo qué sé...

Carod-Rovira, tienes razón

Xavier Sardà

Josep Lluís, ya sabes que mi discrepancia con tu ideario es profunda. Pero esta no es la cuestión. La cuestión es que estás a punto de dejar el Govern de la Generalitat y que te han descabalgado de Esquerra Republicana. Ahora eres el malo para la España irredenta y, además, para algunos de tu partido. Ya sabes en qué consiste que te vengan las hostias y no sepas por dónde.

Cuando digo que tú tienes razón me refiero a que mientras hacías tareas de gobierno te han hecho la cama. Tienes razón porque votaron a Esquerra muchos ciudadanos que deseaban un partido de contrapeso y que actuase como correctivo en la deriva de los dos grandes. Tienes razón porque el independentismo se ganaría si acaso a pulso y demostrando acciones políticas concretas. Tienes razón porque en política contentar a tus sectores más radicales no implica ganar un simple voto. Tienes razón porque el personalismo puro y duro ha impedido que alguien se conformase con controlar el partido y te ha apartado del escenario con la brutal y tan en boga unilateralidad.

Lo cierto, Carod, es que siempre he admirado a los que viven la estupefacción de un cierto aislamiento. Acostumbran a ser buena gente. En situaciones más bestias, los dos bandos contendientes se la tenían jurada a los mejores: Julián Besteiro, Manuel Carrasco i Formiguera, el cardenal Vidal i Barraquer, Luis Lucia, Alcalá Zamora... Son muchos. Hombres de paz que fueron condenados al ostracismo o a la muerte literal. Pero estos, afortunadamente, son otros tiempos.

Se argumentará mala fe en mi elogio, pero me importa un pito. Tú has tenido que aguantar chaparrones por lo que hayas podido hacer mal, y pocos elogios por la buena gestión política que has sacado adelante. Hay quien dice que todos los políticos sois una mierda porque -como decía Ortega- así podemos convertirnos nosotros en pequeñas mierdas individuales que evadimos capitales, pedimos facturas sin IVA y trabajamos estando en el paro. Que sepas que hay gente que valora lo que hacéis.

No, no has muerto. No temas. Ya sé que puede extrañarte tanto elogio en vida, pero a veces pasa. Ahora que tantas voces denostan el tripartito, aquellos que lo vamos a echar en falta te agradecemos el esfuerzo por haberte arremangado, haberte dejado de hostias y haber hecho política de la de verdad.

Ni que decir tiene que en ocasiones me has sacado de quicio, porque ya sabes que en lo de los nacionalismos ando yo flojo de remos. Pero precisamente lo que a mí pueda hastiarme de esa aportación que en ocasiones me resulta cansino-catalanesca habrá hecho que otros sectores sintiesen como suyo el Govern. Eso es una coalición.

A tí, que te gusta salvar palabras, ya no hace falta decirte lo que significa ser un bon jan: «Buen hombre, de genio benévolo, que no se irrita». A menudo confundimos tener carácter con tener mal carácter. Salud. Yo qué sé...

0 Comentarios
cargando