Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

estancias diferentes

11 escapadas originales sin salir de Catalunya

Hemos seleccionado 11 hoteles con estancias y actividades muy diferentes que te harán olvidar la rutina y, casi, casi, la realidad

Laia Zieger

Burbuja en el bosque de Mil Estrelles.

Burbuja en el bosque de Mil Estrelles. / Gabriela Medina

¿Quieres desconectar de Barcelona durante el puente de Todos los Santos? ¿Buscas experiencias diferentes? ¿Sabías que te puedes quedar a dormir en las ramas de unos árboles, hacer voto de silencio, aprender a hacer ‘patchwork’ o darte un baño de vino? Hemos seleccionado 10 hoteles con estancias y actividades muy diferentes que te harán olvidar la rutina y, casi, casi, la realidad.

1. Durmiendo casi al descubierto

Mil Estrelles (Cornellà del Terri)

En este establecimiento, la originalidad no está en la oferta de actividades sino en una habitación que en sí misma es toda una experiencia. Mil Estrelles consta de estancias muy románticas en formato bubble (burbuja) para dormir, literalmente, bajo las estrellas. La sensación es la de pasar la noche al aire libre, sin paredes, pero protegido de la intemperie, conservando la intimidad y con todas las comodidades de un hotel normal. Una noche única, en suma, que sigue las reglas del 'glamping', tendencia hostelera que fusiona las condiciones de un cámping con el confort propio de un hotel tradicional. 


2. Para perfeccionar tu swing

La Vida Hotel (Caldes de Malavella) 

Diseño, confort, elegancia, vanguardia. Así es este establecimiento ubicado en el impresionante entorno de PGA Catalunya Resort, en Caldes de Malavella. Su carta de actividades se dirige a los más deportistas, ya que gira en torno a la práctica de la bicicleta, el tenis, el pádel y, sobre todo, el golf. Las habitaciones están equipadas con armarios especialmente diseñados para almacenar la bolsa de palos y las terrazas ofrecen vistas al campo de prácticas. 


3. Date un baño de bosque

La Garriga de Castelladral (Castelladral)

La familia que regenta este 'ecohotel' lo define como "un sitio para reconectar con la naturaleza y nuestros orígenes". Las actividades son para disfrutar de los encantos de un paraje privilegiado, aislado y con tradición: sea con un pícnic en el prado, deteniéndose a escuchar el silencio, saboreando la miel de elaboración propia o practicando yoga y meditación al aire libre. También han integrado en su oferta los muy de moda baños forestales, que consisten en adentrarse en bosques y aprender a percibir el entorno con los cinco sentidos a lo largo de caminatas en la naturaleza que ayudan a combatir el estrés. Otra propuesta original de La Garriga son sus talleres creativos, en los que aprenderás a escribir relatos, decorar una mesa o elaborar coronas de flores, entre otras actividades.


4. Locos por el vino

Can Bonastre (Masquefa)

Catalunya es tierra de vinos y cada vez son más quienes se interesan por ellos. Para hacer una inmersión por todo lo alto, en las faldas de Montserrat se encuentra una masía del siglo XVI rodeada de viñedos. Además de contar con todos los lujos, destaca por su bodega, la oferta enoturística de la zona, los talleres dedicados a la degustación y armonizaciones de vinos y cavas e, incluso, un spa de vinoterapia. Todo para descubrir y disfrutar de las virtudes que brinda la vida. 


5. Tus mascotas disfrutarán más que tú

Mas Torrencito (Parets d’Empordà)

En esta preciosa masía del siglo XV mandan los visitantes de cuatro patas. Tanto es así que sus responsables prefieren definirla como "la primera casa rural de España para mascotas que admite personas". Además de ser 'pet friendly' en toda regla y, por tanto, de hospedar a los animales de compañía, también promueven turismo campestre activo con ellos. Hay un extenso jardín rodeado de bosques y campos donde las mascotas disfrutarán jugando y corriendo, y cuando hace buen tiempo incluso se podrán dar un chapuzón con sus dueños en la piscina de la finca. 


6. Entre las ramas

Cabanes als Arbres (Sant Hilari Sacalm)

Otra opción para una escapada singular y en contacto con la naturaleza es poner rumbo al complejo Cabanes als Arbres. Un hotel que consta de cabañas en las ramas de árboles donde se hospedan los visitantes. Para acceder a estos nidos habrá que pasar por un puente colgante o una escalera vertical, mientras el desayuno te llegará en una cesta que deberás izar. Un lugar de ensueño para ir con niños y respirar el aire del bosque desde sus alturas. 


7. Vuelta a la autenticidad

Mas El Mir (Ripoll)

ANTONELLA SPACCINI

Además de las acogedoras habitaciones restauradas con materiales auténticos y mucho encanto, uno de los mayores ganchos de esta masía con más de seis siglos son sus espacios comunes, donde tanto se puede escuchar un vinilo como leer ante la chimenea o admirar las vistas al valle. Acaso lo mejor de todo sea que el desayuno se sirve hasta las 13 horas, y eso sí que permite relajarse de verdad. La oferta gastronómica es una oda creativa al recetario de montaña. Una inmersión en la vida rural pero con todo lujo de detalles. 


8. Cocina y 'patchwork' en (muy) petit comité

Lo Paller del Coc (Surp)

Este establecimiento de Surp, un diminuto pueblo del valle de Àssua, a 1.040 metros de altitud en pleno pirineo leridano, tiene tres apartamentos con capacidad máxima de hasta cinco personas. Allí, la experiencia gira en torno a la gastronomía bajo la batuta del chef Mariano Gonzalvo. Pero no de forma tradicional: la propuesta del Espai Gastronòmic, sin barrera entre la cocina y la mesa única, es la interactividad y participación para que los huéspedes puedan vivir la gastronomía desde todos los ángulos: desde la selección de la materia prima hasta su elaboración y consumo en menús degustación de gran nivel que mezclan tradición y vanguardia y que están elaborados mayoritariamente con productos ecológicos de su propio huerto o de proximidad. Lo Paller del Coc dispone, además, de una zona dedicada al bienestar a cargo de Silvia Valls, mujer de Mariano, que practica terapias naturales y manuales. También saca partido a otra de sus pasiones, ofreciendo clases de 'patchwork' (el arte de hacer mantas con telas diferentes).


9. Trabajo espiritual para desconectar

Campus Can Benet Vives (Tordera)

Esta finca en el corazón del Parc Natural del Montnegre diseñada siguiendo las leyes ancestrales de armonización de la energía y los espacios propone actividades grupales para hacer trabajo espiritual, psicofísico, de empresa o intelectual rodeado de naturaleza y en un ambiente sereno. Cuenta con habitaciones destinadas a estancias y retiros regenerativos por las que han pasado conocidos escritores buscando la inspiración y personas que desean, simplemente, desconectar y descansar, durmiendo, conversando, meditando o leyendo. Desde que abrió en el 2004, el Campus Can Benet Vives acoge cada año a más visitantes (¿síntoma de que nuestro día a día es cada vez más estresante?) atendidos por la comunidad de personas residentes en este mismo lugar que practican a diario la meditación. 


10. 'Slow life' y vida 'eco'

Mas Salagros (Vallromanes)

El primer destino 100% ecológico de Catalunya  merece la visita de los fans de una vida sostenible y respetuosa con el entorno. Ubicado en una masía del siglo XV restaurada con materiales naturales, cuenta con 60 habitaciones y un centro de 'wellness' con baños termales y una carta de masajes a cargo de la prestigiosa casa Aire Ancient Baths. También ofrecen la posibilidad de practicar actividades como yoga, estiramientos, rutas… Tiene tres restaurantes que, cómo no, elaboran una cocina ecológica, sana, sabrosa y de alto nivel que sigue la dieta mediterránea de temporada y se adapta a necesidades especiales (veganos, deportistas…). El gastronómico 1497 sirve menús degustación, Cibus tiene una carta de platillos a la brasa y la vermutería Gastro Wine Bar ofrece vinos y cervezas bio (hay más de 170 referencias) con tapas creativas. La materia prima proviene de su propio huerto y de la Granja Salagros, donde también montan actividades lúdicas sobre el cuidado de los animales, la siembra y la cosecha de alimentos o su preparación (cocina, mermeladas, catas…).


11. Cocina con estrella Michelin

Villa Retiro (Xerta)

Un hotel boutique de 5 estrellas establecido en un edificio de 1890 y rodeado de una exuberante y exótica vegetación. Un entorno idílico que también alberga el restaurante homónimo, único en el Baix Ebre con una estrella Michelin, dirigido por el chef Fran López. Su propuesta culinaria se presenta a través de cuatro menús basados en el producto y el mercado, con toques de innovación pero con esencia tradicional. La carta de vinos cuenta con más de 600 referencias nacionales e internacionales, más de 50 ginebras y 300 destilados, y los días 9, 16, 23 y 30 de noviembre habrá jornadas de maridaje para redondear la experiencia. También hay un 'spa' con un circuito termal donde relajarse. 

Temas: Escapadas