Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

ARTE

El lenguaje universal de las emociones

¿Qué tiene el arte para conmovernos? Que nos habla en un idioma universal. CaixaForum explora representaciones de la alegría, el dolor o la rabia de los últimos 700 años

Sonia Gutiérrez

The silent sea (2002). En este vídeo de Bill Viola, cada persona muestra una emoción distinta, evocando una pintura religiosa medieval.

The silent sea (2002). En este vídeo de Bill Viola, cada persona muestra una emoción distinta, evocando una pintura religiosa medieval. / Kira Perov

Kosovo, 1998. Una mujer llora ante su hijo muerto. Enric Folgosa capta con su cámara la escena y la foto resultante golpea a quien la observa. En los gestos de la madre hay una tristeza extrema que conecta con nosotros. Siglos atrás, una sensación similar sentirían los fieles ante las representaciones religiosas de la Piedad. El arte representa las emociones según la corriente estética de cada época, pero con un lenguaje reconocible por todos, que es el que hace que nos conmovamos ante una obra.

Poéticas de la emoción

CaixaForum (Av. Francesc Ferre i Guàrdia, 6-8)
Hasta el 19 de mayo
Horario: de lunes a domingo, de 10 h. a 20 h.
Precio: 5 euros

La exposición 'Poéticas de la emoción', en el CaixaForum, explora las manifestaciones artísticas de la alegría, el dolor, la rabia y otras emociones en los últimos 700 años. Recorrer la muestra, centrada en el arte contemporáneo, supone saltar de una emoción a otra a lo largo de 44 obras, desde la pasión del mayo del 68 en la enérgica pintura de Miró hasta el júbilo de una fiesta flamenca en fotos de Colita, pasando por la impotencia de las mujeres que sufren discriminación en Irán en la incómoda proyección Turbulent, de Shirin Neshat. Arte a flor de piel. 

'Mayo 1968' (1968-1973)

© FUNDACIÓ JOAN MIRÓ. BARCELONA

Joan Miró plasmó en el lienzo la energía y la fuerza de los manifestantes de mayo del 68.


'Plañideros' (hacia 1295)

© MNAC. BARCELONA. 2019

El dolor es muy identificable en esta pieza anónima que decoraba un sarcófago en Burgos.

Temas: Arte