Regalos prenavideños

Los mejores mercadillos de Barcelona: vete de compras sostenibles

Ni Greta Thunberg se resistiría aquí a sacar la Visa. Se expanden los puestos ‘vintage’ y de ‘slow food’

Alice Garden, el jardín escondido en el Eixample donde se instala cada domingo el Manzoni’s Vintage Market.

Alice Garden, el jardín escondido en el Eixample donde se instala cada domingo el Manzoni’s Vintage Market. / Joan Mateu Parra

Están en todas partes. Mires donde mires, decenas de carteles de 'Black Friday' llevan toda la semana golpeándote en la cara. Casi te sientes como en 'La naranja mecánica'. Y sí, no estás solo, con tanta propaganda consumista, acabarás hasta pidiendo un exorcismo para que te saquen el espíritu de Emilio Botín que te obliga a sacarle fuego a la tarjeta. Pero hay opciones baratas -y hasta sostenibles- para regodearte con el delirio capitalista de finales de noviembre: los mercadillos. Bueno, bonito y barato. Y así no reprimes a la Paris Hilton que llevas dentro. 

El país de las maravillas 

Manzoni’s Vintage Market

Uno de los puestos del Manzoni's Vintage Market en Alice Garden.

/ Joan Mateu Parra

Te cuelas por una sala del té, cruzas un bosque de setas gigantes, hasta te preguntas si cuando cruces la próxima puerta se te aparecerá la reina de corazones. Pero no, no has caído por el agujero hacia el país de las maravillas. Estás en Pudding (Pau Claris, 90), en su terraza, conocida como Alice Garden, donde se organiza el Manzoni’s Vintage Market, un mercadillo con barbacoa, djs y una decoración acorde a las fantasías de Alicia.

Nacido de la mano de Sören Manzoni, uno de los creadores de los 'Nasty Mondays' de Apolo, cada domingo, de 12 a 20 h., este jardín oculto en medio del Eixample ofrece música en directo, una decena de paraditas con artesanías diversas, desde joyería hasta arte, y, sobre todo, mucho moderneo. Su ambiente se puede definir como festivo, pero sin excesos, vamos, música movida que disfrutar tomando algo. Así que, si estás en época de apareamiento de Tinder, guárdatelo en la agenda: este mercadillo es perfecto para impresionar en una primera cita.   


Una década de pulgas 

Segunda mano en el ‘Flea’

Vista general del Flea del domingo pasado en los Encants.

/ Joan Mateu Parra

Probablemente, los más famosos de la ciudad: los mercados de segunda mano del Flea Market Barcelona, que llevan desde 2007 siendo la meca de las chaquetas de pana y los tejanos campana, el uniforme oficial del moderneo barcelonés cuando pisa el Apolo. Y no solo ropa, el Flea (y el Fleadonia, otra de sus marcas más conocidas) se especializa en venta de segunda mano, sea lo que sea, desde la mesa sesentera del piso de tu abuela hasta ese jersey que se compró tu padre en su viaje de bodas. 

Con una periodicidad, aproximadamente, mensual, apúntate las próximas fechas de sus mercadillos: el Fleadonia vuelve el 5 de diciembre a Salvador Seguí (la plaza de la Filmoteca), y el Flea, el 12 de diciembre, a la plaza Blanquerna (metro Drassanes). Y si no puedes esperar para rellenar tu armario, en su Instagram (@fleamarketbarcelona) encontrarás la agenda con otros mercadillos puntuales, como el que organizan este fin de semana en Gavà.  


Música en el TNC 

Jazztrònica Fest

Jazztrònica Fest: música, comida y mercados sobre el césped del Teatre Nacional de Catalunya.

/ Instagram

Si te encanta ir de compras, esto será música para tus oídos: el domingo, 5 de diciembre, mercadillo y conciertos. Es la propuesta de Jazztrònica Fest, un festival de jazz fusión que combina el saxofón con sesiones de electrónica, gastronomía y paraditas llenas de arte, diseño, artesanía y ropa. «8.000 m2 de jardín, música, comida y mercados», prometen los organizadores de este festival vintage que llenará de vida el césped del Teatre Nacional de Catalunya (plaza de les Arts, 1). 

El cabeza de cartel de esta edición es Norman Jay MBE, un dj de jazz «de toda la vida» cuya carrera de pinchadiscos empezó, según asegura en sus entrevistas, «con 8 años en el cumpleaños de un amigo». El concierto empieza a las 16 h. y se alargará hasta las 18.30 h. Equipado con cerveza en mano, un plan ideal para satisfacer el mono de festivales.


Para presupuestos mínimos   

Todo a menos de 5 euros

Booom Market: cada jueves en la Nau Bostik.

/ Instagram

Aquí puedes rendirte al consumismo aunque tengas menos presupuesto que la saga 'Sharknado'. Bienvenido al Todo a 1 €! y el Give’me 5 de Two Market. Estos dos mercadillos tienen una premisa muy sencilla, el primero lo vende todo como máximo a 1 euro (valga la redundancia), y el segundo pone el tope en los 5. Obviamente, a esos precios la ropa vuela, así que tendrás que pelear por ella: pero, mira, tómatelo como un calentamiento para la marabunta de las rebajas de enero.  

Ambos se celebran mensualmente en L’Ovella Negra Marina (Zamora, 78), y, por supuesto, el bar tiene la cocina abierta durante la jornada para que puedas combinar el shopping con una caña y una hamburguesa. Las próximas ediciones son el 5 de diciembre, para el de 1 €, y el día 19, el de 5 €.

También de Two Market, un mercadillo semanal que es la bomba: el Booom Market! Es cada jueves en la Nau Bostik (Ferran Turné 11), una antigua fábrica industrial de la Sagrera reconvertida en espacio cultural. Y, aunque no se centra exclusivamente en precios bajos, tiene algunas zonas habilitadas para productos que no superan los 5 euros, intentando emular el exitazo de sus coetáneos del Poblenou. 


Coleccionismo en vena  

Dominical de Sant Antoni

Un clásico: el mercado dominical de Sant Antoni.

/ Instagram

El clásico de los clásicos, el mercado dominical de Sant Antoni, una convención semanal de coleccionismo que no tiene nada que envidiar al salón del Cómic o del Manga. Como su nombre obviamente indica, el mercado abre cada domingo, de 8.30 a 14 h., alrededor del Mercat de Sant Antoni (Comte d’Urgell, 1).  

En sus 74 paraditas, especializadas en literatura y coleccionismo de segunda mano, puedes encontrar, literalmente, de todo. ¿Que necesitas un coleccionable? Aquí está. ¿Que buscas un cómic? Aquí está. ¿Que te falta un cromo para completar el álbum de tu infancia? También. ¿Que quieres ahorrar de cara a las Navidades? Pues mejor haz como el COI con Madrid y finge que Sant Antoni no aparece en tus mapas.


Del huerto a casa 

Fans de lo natural

Mercat de la Terra: todos los sábados, comida eco en los jardines de les Tres Xemeneies.

/ Joan Mateu Parra

El mercadillo ideal para los adeptos de Carlos Ríos, esos que en el súper se leen el equivalente a 'Los pilares de la Tierra' en etiquetas solo para encontrar la comida no procesada. Es el Mercat de la Terra, un mercado agrario organizado por Slow Food Barcelona que, cada sábado, acerca a los jardines de les Tres Xemeneies (avenida Paral•lel, 49) comida que no sabe a cartón. Directa del huerto a la ciudad. 

Más opciones de mercadillos callejeros de «comida real», como dicen los influencers healthy, los Mercats de Pagès (@mercatdepages). Cada sábado extienden sus paradas en Vallcarca, el Fort Pienc, Guinardó, Sants y Germanetes, vendiendo verduras, pan, conservas, pero ni un ápice de ultraprocesados.  


Mercadillo digital 

Lost & Found

El mercado de Lost & Found es, salvando las distancias, como esa sección de objetos perdidos del instituto donde ibas a buscar el paraguas de tu madre que habías perdido y, aunque ya no estaba, te volvías con una bufanda bien chula. «Es un mercado de libre acceso donde cualquier persona puede participar aportando sus objetos personales como libros, ropa, música, cómics, productos informáticos, juguetes, ideas, conocimientos y mucho más. Un enorme escaparate donde es posible encontrar tesoros de otras personas y otras épocas», aseguran sus creadores. Vamos, comprar una de sus reliquias vintage te da la misma serotonina que a Indiana Jones pisar un templo maya. 

Aunque sus ediciones presenciales siguen congeladas tras el covid (pero con intención de retomarse pronto), la pandemia les sirvió para experimentar el formato online. Por eso, sus mercados continúan a través de su web y redes sociales, convirtiendo Instagram en un escaparate donde subir los tesoros que van rescatando para que alguien les dé una nueva vida. 


Derroche festivo 

Mercadillos navideños

Fira de Santa Llúcia: abre este viernes, 26 el centro neurálgico de la Navidad barcelonesa.

/ Ferran Nadeu

¿Lo oyes? Sí, ya ha empezado. Ya suena en un continúo loop espaciotemporal el 'All I want for Chistmas is you'. No, ni tan siquiera ha llegado diciembre, pero las luces están encendidas, los villancicos se han convertido en la BSO de las calles comerciales y los caganers asoman el culo a pesar del frío. Parece que ya ha llegado la Navidad. O, al menos, su consumismo. 

Noticias relacionadas

Por eso, si te vas a dejar arrastrar por el ímpetu capitalista, al menos hazlo con un poco de espíritu festivo. Este viernes, 26, abre sus puertas el centro neurálgico de la Navidad barcelonesa: la Fira de Santa Llúcia, en la plaza de la Catedral. El sábado, 27, el mercado de la Sagrada Família, y, ya en diciembre, los de Gran Vía y del Moll de la Fusta. Esperemos que hayas ahorrado los últimos meses para todo lo que viene.

Temas

Mercados