sesiones privadas

Sala de cine para seis en Barcelona

Video Instan alquila un minicine con una veintena de butacas. Ideal para familias con niños movidos, citas dignas de comedia romántica o sesiones de 'sing along' que no den vergüenza ajena

Abel Cobos

En Video Instan (Viladomat  239) tienen una mini sala de cine que puedes alquilar.

En Video Instan (Viladomat  239) tienen una mini sala de cine que puedes alquilar. / Elisenda Pons

Si notas que en tu entorno discuten más desde que cerraron los cines, posiblemente se deba a que tienen tanto mono cinéfilo que se están montando sus propias películas en la cabeza. Pero ya no hace falta ser Carol Anne de 'Poltergeist' para ver la luz (al final del túnel), por fin llega la nueva desescalada y el fin de las restricciones de octubre. Y, aunque todavía estamos a unos días de las reaperturas culturales, ya se puede ir al cine. Sí, las grandes salas están cerradas, pero no las privadas. Como la de Video Instan (Viladomat, 239), el primer videoclub de España.

“Nuestra sala, a nivel técnico, es igual que una grande”, asegura Aurora Depares, la propietaria. No es broma: su local lo utilizan muchos directores para hacer la proyección final antes de dar por finalizada la producción del filme, para ver cómo quedaría en salas más multitudinarias. Por ejemplo, Isabel Coixet o Neus Ballús son dos de las cineastas que han pasado por aquí. “Lo único que cambia respecto a un cine tradicional es que solo tenemos una veintena de butacas”, asegura. Aunque, claro, por las limitaciones actuales a las reuniones solo se puede reservar para seis personas. A partir de 40 euros (por sala, no por cabeza). 

El funcionamiento es simple: escoges qué película o serie quieres de su catálogo (“muy amplio, hasta 46.000 películas”), te coges las palomitas y a saciar el antojazo cinéfilo. Tienen las ofertas muy actualizadas, “intentamos traer las novedades. Por ejemplo, acaba de llegar la serie entera de Patria, que tanto dio que hablar y que emitió su último capítulo hace un par de semanas”, pero si no encuentras lo que buscas (aunque difícil que no esté, entre tantos títulos), aceptan otras propuestas. “Si no tenemos la película, pero está en una plataforma 'streaming', también te la proyectamos”, añade. Eso sí, “tiene que ser conectando tu usuario, nada de traer cine pirateado en un USB”, advierte.

Lo bueno de su sala es que, más allá de que no tienes que esperarte a las inminentes aperturas, es “mucho más íntima y privada”. Por ejemplo, Aurora la recomienda para familias con niños que no pueden quedarse quietos, “así podéis disfrutar de la película sin preocuparos de que molesten a otros”. O para planes románticos dignos de comedia romántica de Cameron Díaz: resérvale a tu media naranja la sala, tened una cita espectacular viendo vuestra película de culto e, incluso, acaba la noche sobre una rodilla pidiéndole la mano. O, por qué no, proyectar una película de miedo y gritar sin pudores como si fuera la caída libre de Port Aventura. Hasta ponerse 'Mamma Mia' y montarse un 'sing along' para hacer más llevadero el luto la cancelación de Eurovisión 2020.

Obviamente, además del mamarracheo, este espacio también reúne actividades más culturales. “Actualmente un grupo de MeetUp ya organiza un cinefórum. No lo publicitamos demasiado porque se llena solo. Al fin y al cabo, solo pueden asistir seis personas”. Aun así, anima a que surjan otros grupos organicen sus propios clubes de cine, “este espacio está para esto”, promete. Las opciones para disfrutar de estos locales amenazados de extinción, en definitiva, “son infinitas”. Pero también muy gratificantes, porque estarás ayudando a un sector que en pleno 2020 suena tan anacrónico como el MySpace. Como dice su eslogan: “adopta un videoclub”, y no dejes que cierren.

Eso sí, si prefieres quedarte en casa, no tienes por qué renunciar al cine de estreno. El mundo del covid es el paraíso de los introvertidos, y el entretenimiento en streaming se ha sofisticado. El mejor ejemplo es la Sala virtual de cine, plataforma digital a la cual se han adherido la mayoría de las salas del país, una especie de Netflix con los últimos estrenos de Hollywood que nace para apoyar las salas en este momento tan crítico.

Temas Cine