el museo imaginario

El Romea, el teatro "por excelencia" de Barcelona

El intérprete, director, dramaturgo y músico Joel Minguet vive encima de esta "emblemática" sala de la ciudad, a la que considera la "casa" de los actores

Ferran Imedio

Joel Minguet, en el Teatre Romea.

Joel Minguet, en el Teatre Romea. / MAITE CRUZ

Si por él fuera, Joel Minguet entraría en el Romea en pantuflas descendiendo por una barra como la de los bomberos. ¿Una locura? Bueno... El actor, director, dramaturgo y músico vive en un "pisaco" justo encima de este templo del teatro barcelonés, al que considera la "casa de los actores". En una de las paredes del piso ha pintado una puerta con un cartel con la palabra Platea y ha colocado una maneta real.

Si a Minguet le encanta vivir sobre el Romea, más le gusta actuar allí, un "sueño" que hizo realidad en el 2015, cuando representó 'Waikiki Honolulu' y cuando, en el 2018, representó 'LORCA' sobre el suelo de damero "maravilloso" del vestíbulo. Justo tras la última función de este espectáculo con 11 poemas musicados por él, cartas entre Dalí y el Lorca, un anecdotario y dos monológos, el jefe de sala le enseñó el piso que ahora habita y que se había quedado vacío. "Si no hubiera estado sobre el Romea ni lo hubiera mirado. Yo estaba muy a gustito en mi barco en el puerto de Barcelona, donde ya llevaba nueve años".

"Noches muy potentes"

Pero entró y se enamoró de él. Acaso porque recordaba a su padre, mánager de miembros de Els Setze Jutges, glosando las noches que allí se vivían: "Una vez, Raimon no podía cantar una pieza por la censura y durante toda la segunda parte del concierto el público la tarareó". Minguet, espectador asiduo de esta sala "emblemática, con solera", tiene recuerdos en primera persona de "noches muy potentes con Josep Maria Pou, Calixto Bieito, Carles Canut, Mario Gas, Mingo Ràfols, Pep Cruz...".

Inaugurado en 1863

EL NOMBRE DE UN ACTOR MURCIANO
Se inauguró en 1863 en la calle del Hospital, 51, donde estaba el Casino d’Artesans y la sociedad Tertúlia Progressista.El nombre de Romea llegó 10 años después, en homenaje a un actor del siglo XIX, el murciano Julián Romea Yangüas. 
EN CATALÁN
Antes de adoptar el nombre definitivo, se le conocía como Teatre de l’Hospital o Teatre Català porque ofrecía obras en catalán. Eran piezas populares, muchas de ellas comedias ligeras porque el lema de la sala era '¡Todos a reír al Romea!'.
TRES PLANTAS
El Romea tiene una platea y dos plantas que permiten albergar a 618 espectadores. En estos momentos, la obra que está en cartel es 'Jerusalem', con Pere Arquillué como protagonista bajo la dirección de Julio Manrique.
 

"El Romea es el teatro por excelencia de Barcelona. El teatro donde Josep Maria de Sagarra estrenaba sus obras. El teatro de Margarida Xirgu, amiga y actriz fetiche de Lorca. "Dicen que su espíritu está aquí y hay muchas anécdotas que lo demuestran", asegura Minguet. Una tiene que ver con él: ocupó el camerino de la Xirgu las dos veces que actuó en el Romea y acabó descubriendo el piso de sus sueños tras su última función. ¿Un golpe de suerte casual?

Estos días anda por Argentina con 'LORCA' pero antes lo representó en su casa, ante un público muy reducido para el que también ha cocinado. Ya se ve que es un tipo inquieto este Minguet: cuando no hace teatro (además de 'Waikiki Honolulu' y 'LORCA', ha hecho 'Human' y 'Hortizons', por ejemplo),  sale en la tele ('El cor de la ciutat' –¡1.012 capítulos!–, 'HKM', 'Hospital Central', 'Laberint d’ombres', 'La memòria dels cargols', 'Jet lag', entre otros). Y que, cuando tiene tiempo, hace una peli ('Lone wolves', de Sergi Arnau) y gana el premio al mejor actor en el US Hollywood International Fest. Un no parar. 

A este ritmo, no sería raro que le dieran un par de papeles seguidos en el Romea. Entonces, sí, deberían instalar esa barra de bombero para que baje directamente desde su piso. Por si acaso, Minguet ya ha preparado la puerta de acceso que le lleva directo a la platea.