Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

el museo imaginario

La Casa Milà, un monumento "mágico"

La actriz Mariona Ribas, que participa en 'Muerte en el Nilo' (Teatre Borràs), se siente fascinada por el edificio de Gaudí

Ferran Imedio

La actriz Mariona Ribas, en el patio interior de La Pedrera.

La actriz Mariona Ribas, en el patio interior de La Pedrera. / MARTÍ FRADERA

Mariona Ribas recuerda muy bien el día que descubrió la Casa Milà. "Me enamoré de ella", confiesa. Era una quinceañera que estudiaba bachillerato, y en la clase de Historia estaba aprendiendo de qué iba el modernismo catalán, quién era Gaudí y qué hacía, y cuán prodigioso era este edificio. Pero una cosa es lo que había leído en los libros y otra muy distinta, lo que tenía ante sus narices. "Me impresionó todo de ella", remacha.

Casi se disculpa por la elección. "Quizá no es el lugar más original para recomendar y es más fácil que lo proponga un turista. Pero es que no valoramos lo que tenemos. Y aunque está muy mano, no lo visitamos. Me parece fatal. ¡Si los de fuera saben más de La Pedrera que nosotros!", se lamenta. Aun así, la intérprete, que está en el Teatre Borràs hasta el 3 de noviembre interpretando a Jacqueline de Severac en 'Muerte en el Nilo', de Agatha Christie, entona su 'mea culpa' particular. "Tengo pendiente hacer una visita como Dios manda a la Sagrada Família y a la Casa Batlló".

Iba destinado a viviendas

Torre con jardín

El abogado, industrial y político Pere Milà y su mujer, Rosario Segimon, compraron una torre con jardín en el paseo de Gràcia. Querían el edificio para vivir en el principal y alquilar los otros pisos. Segimon vivió allí hasta que murió a los 93 años, en 1964.

Obras expedientadas

Las obras (de 1906 a 1912) no fueron sobre ruedas. El Ayuntamiento denunció la obra porque uno de los pilares de la fachada ocupaba parte de la acera del paseo y abrió un expediente porque el edificio excedía el volumen de construcción permitido.

Foco turístico

Si en sus inicios muchos se burlaron de su estética, hoy en día este monumento histórico-artístico de interés nacional está considerado Patrimonio de la Humanidad y recibe una media de un millón de visitas anuales.

Volvamos a su construcción preferida de Barcelona. La actriz estudiaba Ciencias porque luego iba a iniciar los estudios de Fisioterapia (ahora está acabando Psicología), pero quedó tan prendada de La Pedrera que regresó un tiempo después. Aún se acuerda de multitud de detalles que descubrió entonces. "En la buhardilla estaba la exposición con las maquetas que te permiten entender mejor cómo la proyectó. Esa manera de deconstruir las formas arquitectónicas... Su mente era privilegiada. Cómo era capaz de imaginarlo todo y de llevarlo a cabo con estos resultados tan bonitos", aplaude.

"Es una arquitectura diferente", resume Ribas, fan de otro artista catalán universal, Salvador Dalí ("he ido muchísimas veces a su museo y al castillo Gala Dalí de Púbol"). De los arquitectos actuales, se queda con Norman Foster.

Y de la Casa Milà, con todo: "Es que puedes pasarte horas y horas mirando detalles porque  es diferente a cualquier otra construcción y todos sus elementos son diferentes entre sí. Los patios interiores, la azotea, las asimetrías, las barandillas, el techo de la primera planta que se inspira en el fondo marino, las pinturas de las paredes interiores...".

Ribas, recordada por sus papeles en series como 'El cor de la ciutat' (TV-3), donde estuvo del 2000 al 2009, y 'Amar es para siempre' (Antena 3 TV), le gustaría residir un tiempo en alguno de los pisos de La Pedrera, como todavía lo hacen algunas personas. "Sería bonito, muy especial, vivir la experiencia. Sus habitantes son muy afortunados de residir en este edificio tan mágico y con un espíritu increíble".

Solo le ve dos peros: "Con tanto turista debe de ser un drama el ruido y entrar y salir de casa cada vez. Y las paredes son curvas. Ahora que todo es cuadriculado y se aprovecha hasta el último espacio, ¿cómo lo hacen aquí?".