Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

EL MUSEO IMAGINARIO

El rei de la màgia, templo de los magos

La maga peruana afincada en Barcelona, una de las mejores del panorama nacional, disfruta en este carismático establecimiento abierto en 1881. "Su atmósfera desprende una energía especial", asegura

Ferran Imedio

Maga Gisell, en El rei de la Màgia.

Maga Gisell, en El rei de la Màgia. / JOSEP GARCIA

Gisell Estrada tenía clarísima la elección para nuestro museo imaginario. Es más, cuando vivía en su Perú natal, sin haber pisado la capital catalana, también habría escogido igual si le hubiéramos preguntado por su rincón favorito: El rei de la màgia (calle de la Princesa, 11).

Razones tiene -y tenía- para recomendarla. Porque este establecimiento creado en 1881 es más que una tienda que vende todo tipo de 'gagdets' para aficionados a los juegos de cartas y demás trucos, más o menos vistosos. Es un punto de encuentro de magos de todas las épocas que casi lo consideran su templo sagrado.

Una foto de la fachada

Maga Gisell (su nombre artístico) cumplió su sueño el día que entró por primera vez en el carismático local. Fue en el 2015. "Ahorré durante años para venir a Barcelona, una de las ciudades donde hay más tradición en este campo, y aprender primero y trabajar después. En El rei de la màgia creyeron en mí desde el primer momento".

Su primera compra fue una foto de la fachada del local. Luego siguieron más adquisiciones mientras aprendía del "maestro" Gabi Pareras. Y, al poco de instalarse en Barcelona, llegaron los éxitos profesionales: ganó en el 2017 el Primer Premio de Magia General del Congreso Mágico Nacional; fue finalista de 'Pura magia', que presentaba Mag Lari en TVE-1; no para de hacer 'shows' por toda Catalunya; tiene canal propio en Youtube, y da clases extraescolares a los alumnos del Colegio Alemán de Barcelona. 

Cursos y talleres

Maga Gisell también le gusta El rei de la màgia porque, además de organizar talleres y cursos, es una de las tiendas especializadas más antiguas del mundo. "Y eso se nota en la energía que desprende su atmósfera, en esas fotos tan antiguas de magos de otras épocas. La magia no solo son trucos; tiene una dimensión y una profundidad especiales", comenta la artista, que sueña con que su foto cuelgue algún día junto a las de aquellos míticos antecesores.