Bandas sonoras de Juan Antonio Bayona

Orfanatos, tsunamis, monstruos y dinosaurios en el Liceu

'La sociedad de la nieve', de Juan Antonio Bayona, candidata de España a los Oscar

J.A. Bayona: “He retratado el canibalismo como un acto de amor”

Juan Antonio Bayona y Albert Serra disfrutan de una noche en la ópera en el Liceu

Juan Antonio Bayona durante el concierto en el Liceu con bandas sonoras de sus filmes.

Juan Antonio Bayona durante el concierto en el Liceu con bandas sonoras de sus filmes. / Sergi Pinazo

Quim Casas

Quim Casas

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Los conciertos con músicas de películas pueden plantearse de distintos modos escenográficos en su relación/evocación de las imágenes que esas músicas acompañan. El dedicado a las bandas sonoras de los filmes de Juan Antonio Bayona, celebrado el viernes en el Gran Teatre del Liceu, con interpretación de la Orquestra Simfònica del Vallés y el Cor Madrigal, y dirección de Fernando Velázquez, optó por un diseño muy elegante. Nada de secuencias de las películas de las que se interpretaba la música, sino unos sencillos fondos con el título del filme en cuestión y algún elemento minimalista que ilustrara el sentido del relato. En este tipo de conciertos prima la música, por supuesto, y su escucha en directo, con interpretación y acústica formidables, debe evocar los filmes pero también es cuestión de paladearla más allá de las escenas a las que complementan, con nuevos arreglos, pausas y crescendos. En el fondo, un redescubrimiento.

Así discurrió, durante casi dos horas y con todas las entradas vendidas, un viaje musical por las fantasías y realidades cinematográficas del cine de Bayona, quien en su breve aparición sobre el escenario, pasado ya el ecuador del concierto, dijo que su viaje de Trinitat Vella, el barrio barcelonés en el que nació, al teatro del Liceu, era un viaje realmente importante.

Tras la interpretación de la sugerente obertura de ‘El orfanato’ para abrir boca, salió a escena el actor Roger Príncep, que debutó con seis o siete años en este primer largometraje de Bayona con música de Velázquez. Tras relatar su experiencia en el rodaje, y el miedo que pasó al ver la película por primera vez pese a sabérsela de memoria, la orquesta acometió dos piezas más de este relato de fantasmas que claman por su pasado. De fondo, en la pantalla, se proyectaba una pared estampada con el título de la película y las sombras de unas manos que subían y bajaban, inquietantes y movedizas, desde el más allá.

Concierto en el Liceu con bandas sonoras de los filmes de Juan Antonio Bayona

Concierto en el Liceu con bandas sonoras de los filmes de Juan Antonio Bayona / Sergi Pinazo

Siguió la suite de ‘Un monstruo viene a verme’, lírica y delicada, con la pantalla invadida por la casa y el árbol, dos elementos esenciales en el filme. Después de la interpretación del tema principal de John Willams para ‘Parque Jurásico’, entró a través de un vídeo Michael Giacchino, compositor de las dos últimas películas de Bayona, ‘Jurassic world: El reino caído’ y ‘La sociedad de la nieve’. Se conocen desde hace años y, a través del mensaje grabado, se notó la misma complicidad que la establecida con Velázquez, quien a continuación arremetió con fuerza la dirección de la suite del filme jurásico de Bayona con la pantalla invadida de efectos flamígeros sobre el logro del dinosaurio de tiempos remotos.

María Belón, la protagonista real de la historia evocada en ‘Lo imposible’, explicó su relación con la película y su música y dio paso a dos grandes temas de esta cinta sobre el devastador tsunami, el miedo a la muerte y la esperanza en la vida, mientras de fondo unos farolillos rojos volaban hacía el cielo sobre el título de la película. Cerró el concierto la suite de ‘La sociedad de la nieve’, con un sugerente e introspectivo trabajo de guitarras y sobresaliente contrapunto del coro. En la pantalla, la imagen fija de un paraje nevado y la silueta del avión destrozado.

Pero no era el cierre definitivo, hubo bis, o propina como dijo Velázquez, y no uno, sino dos. El primero con el tema ‘Shock and auction’, breve fragmento de ‘Jurassic world: El reino caído’, rápido y cortante. El segundo fue una inesperada grata sorpresa, a la vez que un auténtico viaje al pasado de Bayona y Velázquez con la interpretación de la música de ‘El hombre esponja’, corto de 2003 que supuso la primera colaboración entre ambos. Otro largo viaje desde entonces.