Estrenos de cine

Carla Quílez: de Instagram y ‘Got talent’ a nueva estrella del cine español por 'La maternal'

La joven actriz y bailarina barcelonesa, de 14 años, interpreta a una madre adolescente en ‘La maternal’, de Pilar Palomero, película con la que hizo historia al ganar la Concha de Plata a la mejor interpretación en San Sebastián

Carla Quílez, fotografiada esta semana en Barcelona

Carla Quílez, fotografiada esta semana en Barcelona / Manu Mitru

5
Se lee en minutos
Julián García
Julián García

Periodista

ver +

La directora de 'casting' Irene Roqué vio aquella cuenta de Instagram y enseguida se percató de que, eureka, estaba delante de la actriz que iba a protagonizar la segunda película de Pilar Palomero, ‘La maternal’. “He visto a una niña en Instagram que es brutal”, le aseguró, consciente de haber hallado lo más parecido a un diamante. Se trataba de Carla Quílez, una adolescente del Guinardó de 13 años que había abierto una cuenta para subir vídeos con sus coreografías, en los que mostraba una gracia natural para el baile y, sobre todo, una naturalidad y un desparpajo desarmantes. Roqué tuvo ojo de lince y la asombrosa Quílez acabaría conquistando la Concha de Plata a la mejor interpretación en San Sebastián, exaequo con Paul Kircher, por su trabajo como madre adolescente en ‘La maternal’, que llega este viernes a los cines. 

“Me acuerdo del día que recibí un mensaje proponiéndome participar en un 'casting' para la nueva película Pilar Palomero. Yo no me fie. Me pensaba que era mentira. ¡Ya sabes cómo está el tema de las redes sociales!”, relata Quílez en amena conversación con este diario. Habría más mensajes de Roqué sin respuesta, pero al final su madre y ella pensaron que podía ser una buena oportunidad, así que ¿por qué no probarlo? “Contestamos y pusimos en el mensaje el teléfono de mi madre. Al final todo era verdad. Y tras superar muchas pruebas, hasta aquí hemos llegado. ¡Lejísimos!”, exclama la joven actriz, consciente de la barbaridad de su hazaña, pues comparte palmarés en San Sebastián con unas tales Sofia Loren, Ava Gardner, Audrey Hepburn, Mia Farrow, Carmen Maura y Victoria Abril. “Cuesta hacerse a la idea, pero me gusta seguir con los pies en el suelo. Nunca había pensado en ser actriz, era un poco lanzarse a la aventura. Y vivir en una nube no ayuda en nada. Yo intento ser yo misma al natural. Al fin y al cabo, sigo siendo una niña”, reflexiona con la irresistible frescura de sus 14 años, cumplidos el 1 de febrero. 

Salir y disfrutar

En ‘La maternal’, segunda película de Palomero tras ‘Las niñas’, con la que arrasó en los Goya de 2021, Quílez interpreta a una joven rebelde que mantiene una difícil relación con su madre (Ángela Cervantes) y que, tras quedarse embarazada, es internada en un centro de acogida. Pese a carecer de experiencia previa ante la cámara (salvo los vídeos de Instagram, claro), su trabajo es un prodigio de energía y sutileza que hace aventurar un futuro formidable: la mirada magnética, el gesto firme, la expresividad natural. Sobre su espalda recae el peso de una película magnífica sobre esa vivencia tan contradictoria de ser adolescente y madre a la vez, cuyo grueso interpretativo es un grupo de actrices no profesionales que en su día ya pasaron por esa experiencia. “Me ayudó mucho trabajar con ellas porque sentía que no era la única que no pintaba nada en el mundillo del cine y los rodajes. Estaba más como en mi casa”, dice Quílez. “En todo caso, actuar ha sido para mí un poco como un juego. Y aunque al principio imponía mucho respeto ver tantas cámaras en el rodaje y la propia temática de la película, bastante dura, con Pilar [Palomero] todo fue muy fácil”. 

Noticias relacionadas

Quílez recuerda que acababa de llegar del instituto (este año cursa tercero de ESO) cuando se enteró de que le iban a dar un premio en San Sebastián. “Estaba en mi habitación y veo a mi madre corriendo con el móvil. ‘¡Carla, es Pilar!’. Yo sabía que la peli podía ganar un premio, pero jamás pensé que yo también lo podía ganar. Me puse a llorar al instante”, explica. En un primer momento, no fue consciente de lo que suponía tal reconocimiento; no en vano, Quílez es la más actriz más joven que conquista la Concha de Plata en la larga historia del festival. “Pero al llegar a San Sebastián me lo explicaron mejor y ahí ya me di cuenta de lo que había conseguido”. Como en el viejo proverbio cruyffista, se trataba ya solo de salir y disfrutar. “¡Y lo disfruto mucho! Me encanta que me paren por la calle, que me pidan autógrafos. Soy muy social y me gusta relacionarme con la gente. Es verdad que la vida me ha cambiado, pero voy a seguir siendo yo. Nunca voy a dejar de ser una niña. Bueno, algún día llegará el momento, pero por ahora…”.

Interpretación y baile

El cine y el éxito han caído sobre la joven Carla sin avisar. Y lo que para muchos de los que aún no han cumplido los 15 podría ser una losa, para ella, dotada de una madurez infrecuente, es una rutilante ventana de oportunidades: “Yo pienso en el futuro y me visualizo dedicándome a la interpretación. Puede que un día todo cambie, pero creo que puedo, y que debo, aprovechar el momento”. En cualquier caso, su gran pasión, desde niña, es el baile urbano, como lo demuestran esos vídeos que alucinaron, y con razón, a Isabel Roqué. “Es la base de mi vida. El baile siempre estará ahí, porque, por lo que he visto y me han contado, no siempre tienes trabajo como actriz”, reflexiona Quílez, que lleva tiempo formándose en la escuela Quality Dance Studio de Badalona, con quien este año participa en la octava edición del programa ‘Got talent’, de Telecinco: “¡Hemos superado las audiciones! Ahora actuaremos en directo. Nos llamamos Quality Youth Megacrew y, bueno, somo muchos en el escenario y cuesta verme entre tanta gente”, ríe Quílez. “Nuestros profesores ya participaron en el programa en su día y fueron finalistas. Casi ganan. Ahora nosotros, los alumnos, vamos dispuestos a darlo todo”.