CONTROVERSIA

Miedo a una Sirenita negra: sigue el bucle infinito de las quejas por cambios de raza y género

Halle Bailey en el ’teaser’ de la nueva ’La Sirenita’ de imagen real.

Halle Bailey en el ’teaser’ de la nueva ’La Sirenita’ de imagen real. / Disney

3
Se lee en minutos
Juan Manuel Freire
Juan Manuel Freire

Periodista

Especialista en series, cine, música y cultura pop

Escribe desde Barcelona

ver +

Una nueva semana, una nueva controversia por alguna decisión de casting en la que se varía el género, la raza y/o la sexualidad de un personaje más o menos establecido en el imaginario colectivo. Por regla general, personaje no histórico, sino producto de la imaginación de algún portavoz de la fantasía. El pasado verano tocaba a uno de ellos, Neil Gaiman, defender a un puñado de intérpretes de la serie 'Sandman' de ataques racistas y sexistas a través de las redes. A algunos 'fans' de los tebeos originales, conocidos por sus personajes trans y queer, les molestaba por ejemplo que Lucifer (un ángel caído, sin género definido) estuviera encarnado por la actriz Gwendoline Christie. O que el eterno Deseo (al que en el cómic se conoce por diferentes pronombres) tuviera los rasgos de la persona no binaria Mason Alexander Park

Con la llegada de la rentrée, sin salir del 'blockbuster' televisivo, las quejas pasaron a centrarse en el Corlys Velaryon negro y no blanco de 'La casa del dragón' y los elfos y pelosos negros de 'El Señor de los Anillos: los Anillos de Poder'. O, en la crítica televisiva que nadie pidió a Elon Musk, la supuesta cobardía de los personajes masculinos de la Segunda Edad del Sol. Le tocó de nuevo a Gaiman aportar un poco de dignidad a Twitter y recordar cómo Tolkien había descrito en su día a los pelosos como hobbits de "piel más oscura"

Los quebraderos de Disney

Esta semana las quejas se han concentrado en el 'teaser' de 'La Sirenita' de imagen real de Disney, dirigida por Rob Marshall, y la corroboración de que, así es, su protagonista, Halle Bailey, es negra en lugar de caucásica. De poco vale que Halle, revelada como parte del dúo R&B Chloe x Halle, cante la mítica 'Part of your world' como nadie: el avance consiguió millón y medio de 'no me gusta' en solo dos días. Pero le ha gustado a Jodi Benson, la voz de la Ariel original: "Estoy TAN orgullosa de ti y tu preciosa actuación como Ariel", comunicó a Halle a través de una Story de Instagram.

Esta nueva Sirenita es, aunque cueste creerlo, solo la segunda princesa Disney negra después de la heroína de la deliciosa 'Tiana y el sapo'. En 2024 llegará la tercera latina (antes estuvieron las princesas animadas de la serie 'Elena de Avalor'): Rachel Zegler (María en la 'West Side Story' de 2021) como Blancanieves de imagen real, otra decisión de casting que ha causado innecesario revuelo online.

Larga y lúdica tradición

Noticias relacionadas

Estas controversias virtuales parecen entender esta clase de variaciones como un nuevo fenómeno producto de la era 'woke'. Y sin embargo, no es tan raro encontrar inversiones de género en la tradición de los cuentos populares, ni en el Hollywood clásico (Howard Hawks convirtió al Hildy Johnson de la obra teatral 'Primera plana' en mujer y se sacó de la manga la comedia romántica 'Luna nueva'), ni en los animes más canónicos (en 'Lupin III', el policía Melón del manga de Monkey Punch pasó a ser mujer), ni en las páginas de Marvel (en su serie Mangaverso de principios de los dosmiles, el Castigador no era italoamericano, sino una tokiota llamada Susomi). 

¿Ha existido siempre esta resistencia al cambio, al juego, a la diversión, y simplemente Twitter la ha amplificado? Porque no se recuerda que hubiera tanto ruido cuando Red, el amigo blanco del preso protagonista de 'Rita Hayworth y la redención de Shawshank', de Stephen King, adquirió la tez de Morgan Freeman en 'Cadena perpetua'. O, volviendo a Marvel, cuando Alicia Masters, novia rubia y ciega de La Cosa, fue encarnada por Kerry Washington en 'Los 4 Fantásticos' en 2005. Ya empezó a oírse un cierto murmullo, eso sí, cuando Michael B. Jordan se hizo con el papel de la Antorcha Humana para la (desastrada, pero no por culpa de Jordan) versión de 2015. Conforme avanzan las décadas retrocede la tolerancia.

Temas

Cine