Sentencia

Amber Heard deberá pagar 15 millones de dólares a Johnny Depp

Él tendrá que indemnizar a la mujer con dos millones

Amber Heard, condenada a pagar 15 millones de dólares a Johnny Depp (en la foto). / KEVIN LAMARQUE / REUTERS / VÍDEO: ATLAS

5
Se lee en minutos
Idoya Noain
Idoya Noain

Periodista

ver +

El juicio más mediático y sórdido de la temporada ha llegado, por ahora, a su fin. Tras seis semanas de proceso civil en un tribunal del condado de Fairfax, en Virginia, y después de 13 horas de deliberación en tres días, los siete miembros del jurado popular que tenían en sus manos la decisión sobre las acusaciones cruzadas de difamación entre Johnny Depp y la que entre 2015 y 2016 fue su esposa, Amber Heard, han alcanzado este miércoles sus veredictos, unos que representan una victoria contundente para el protagonista de la saga de ‘Piratas del Caribe’ y solo parcial para la actriz de ‘Aquaman’

Depp, de 58 años, demandó a Heard, de 36, después de que ella publicara en 2018 un artículo de opinión en ‘The Washington Post’. En aquella columna, sin citar expresamente al actor, Heard se identificó como una figura pública que representaba el abuso doméstico. El actor asegura que el impacto de ese artículo fue “devastador” para su carrera y su reputación y pidió 50 millones de dólares. 

El jurado ha estado de acuerdo con él. Ha considerado que las tres afirmaciones que se sometían a examen en este juicio fueron falsas, difamaron al actor, y se realizaron con malicia por parte de Heard. Sin llegar a la cifra que pedía el actor, han considerado que Heard debe pagar 10 millones de dólares en forma de compensación y cinco más como castigo.

En el caso de Heard, que respondió con otra demanda por difamación por tres declaraciones que un abogado de Depp hizo a los medios en los que tildó las acusaciones de la actriz de “falsedades”, el jurado solo ha considerado al actor responsable de difamación por una de esas frases de su letrado. Han impuesto una multa compensatoria de dos millones de dólares, muy lejos de los 100 que pedía Heard.

El actor, que se desplazó el fin de semana a Reino Unido y apareció en un concierto de Jeff Beck, no ha regresado a Estados Unidos para la lectura de los veredictos. Heard sí estaba en el tribunal de Fairfax este miércoles y se ha mostrado compungida durante la lectura de las decisiones.”.

El veredicto pone fin, de momento, a la disputa legal entre Depp y Heard, aunque no se descarta que haya recursos. En cualquier caso, las reputaciones de los dos se han visto indudablemente dañadas por un juicio que desde hace siete semanas ha expuesto con todo lujo de detalles y versiones contradictorias una relación que claramente se volvió turbulenta y tóxica y que, sobre todo, ha puesto bajo el microscopio sus personalidades y sus acciones, incluyendo las adicciones del actor. 

"Patrón de violencia"

Heard ha denunciado desde el estrado agresiones sexuales y un “patrón de violencia” que Depp ha negado rotunda y repetidamente. Él, que en 2020 perdió en Reino Unido una demanda por difamación contra el tabloide británico ‘The Sun’ por haberle llamarle “maltratador” de su esposa” en un caso donde el juez consideró que había pruebas de que al menos se habían producido 12 de las 14 agresiones que se le atribuían, ha acusado a su exesposa de ser quien le asaltó física y verbalmente. 

El juicio se ha convertido en un auténtico fenómeno en medios y redes sociales, donde el apoyo abrumador al actor ha ido en paralelo a ataques y ridiculización de la actriz. Y por eso ha abierto socialmente heridas más allá de las que afectan a los intérpretes. Numerosas voces especializadas en el trabajo con víctimas de violencia de género, por ejemplo, han estado haciendo saltar las alarmas por el impacto que la respuesta social que se ha visto en este proceso pueda tener en mujeres víctimas de abuso. Advierten que habrá quien se desanime de denunciar visto el duro trato que ha recibido Heard. 

A las críticas se sumaba este martes en un artículo en ‘Vanity Fair’ Monica Lewinsky, una mujer que sintió en sus propias carnes los efectos del escrutinio y la burla pública cuando su relación sexual con Bill Clinton cuando él era presidente de EEUU se convirtió en centro de un escándalo político.

"Triste espectáculo legal"

Lewinsky, que titula su pieza asegurando que “todos somos culpables”, ha puesto buena parte de su foco en la forma en que con redes sociales se ofrece y consume ahora “cotilleo, noticias y entretenimiento”. Recordaba que mucha gente no ha seguido la cobertura en vivo sino a través de pequeñas burbujas de información, imágenes, vídeos y memes en Tik Tok, Instagram, Twitter, Facebook... “ Nos deshacemos del pensamiento crítico y lo sustituimos por la emoción fácil. Ese consumo disperso no permite comprensión real”, ha escrito.

Lewinsky va más allá y en la pieza asegura también que ”porque el juicio ha estado disponible en nuestras pantallas, pensamos de forma subconsciente que tenemos un ‘derecho’ de mirar y ver y juzgar y comentar”. Y concluye que “este espectáculo legal habría sido suficiente triste si solo hubiera impactado las vidas personales de Depp, Heard y sus seres queridos; si consideráramos cómo ha impactado a supervivientes de violencia doméstica y quienes han buscado fuerza en el movimiento MeToo”, pero se mostraba más preocupada por “las implicaciones más amplias” en la cultura: “las formas en que hemos azuzado las llamas de la misoginia y, por separado, el circo de los famosos”.

Primeras palabras de Amber Heard

La actriz no ha tardado mucho en pronunciarse acerca el veredicto final del juicio: "La decepción que siento hoy es indescriptible" empieza en su comunicado que ha difundido por las redes sociales. Continúa así, con un tono de decepción, lamentando que las "evidencias" presentadas no hayan sido suficientes para "hacer frente a la influencia que tiene" Depp.

Noticias relacionadas

Así pues, otra vez, se ha adueñado del discurso sobre la discriminación entre sexos, "es un retraso en el tiempo hacia cuando las mujeres eran avergonzadas públicamente por denunciar". Y no ha faltado el comentario de referente a la no-presencia del actor en el veredicto: "Ha ganado en el Reino Unido".

"Estoy triste de haber perdido este caso. Pero estoy más triste de haber perdido el derecho que tenía como americana de hablar con libertad", ha concluido en su comunicado.