Nuevas tecnologías

El Moco Museum trae a Barcelona la realidad aumentada en el arte

  • El nuevo museo de arte moderno y contemporáneo aplica una innovadora experiencia inmersiva a dos grandes óleos del chileno Guillermo Lorca

El artista Guillermo Lorca muestra su obra con una nueva herramienta en realidad aumentada en el Moco Museum. / FERRAN NADEU

2
Se lee en minutos
Anna Abella
Anna Abella

Periodista cultural

Especialista en arte y libros, en particular en novela negra, cómic y memoria histórica

Escribe desde Barcelona

ver +

Una niña angelical vestida de época parece curar a un gorila que grita mientras sobre él resbala, cual sangre, un líquido lechoso. Alrededor, perros y gatos. Es una pintura de Guillermo Lorca, ‘La curandera’, en una pared de una de las salas que el Moco Museum dedica al artista chileno. Pero si el visitante la contempla a través del móvil o de una tableta, previa descarga de la app Moco Play, el óleo adquiere vida: el simio mueve la boca, la joven se mueve, el viento hace ondear las cortinas de la estancia… y un inquietante pájaro aparece sobrevolando el espacio ante el cuadro. Es la nueva herramienta de realidad aumentada que implica una experiencia inmersiva y que puede verse desde ahora aplicada a dos de las seis obras de gran formato de Lorca que lucen en la muestra temporal ‘Esplendor en la noche’, acogida en el nuevo museo de arte moderno y contemporáneo de la calle de Montcada Barcelona, desde su inauguración, el pasado octubre. Una exposición, que según el artista "habla de la violencia, la naturaleza, la ternura, del erotismo, hasta en algunos puntos del amor".

Guillermo Lorca, hablando sobre la nueva herramienta de realidad aumentada en su obra, en el Moco Museum de Barcelona, este martes.

/ FERRAN NADEU

En la pared contigua, ‘The little gardeners’, el otro cuadro de Lorca (Santiago de Chile, 1984) con el plus de la realidad aumentada. En ella, las mariposas y las flores salen del lienzo para invadir la sala, las niñas-hadas se elevan... El chileno ha elegido las dos obras que se prestaban mejor a crear una sensación envolvente con el objetivo de que tocaran "distintas fibras sensibles" de los visitantes. Para ofrecer esta experiencia, el museo ha contado con Studio Irma, de la artista Irma de Vriers, de la que el Moco cuenta con su espectacular obra inmersiva de arte digital ‘Diamond Matrix’.

Noticias relacionadas

Lorca celebra "las múltiples posibilidades que ofrece hoy la tecnología", aunque su trabajo, explica, sea en principio con "técnicas antiguas de óleos y pinceles" y solo se ayude de imágenes digitales para armar su imaginario personal antes de llevarlo al lienzo. Un universo inquietante, onírico y surrealista, que fusiona magia y realidad, con contrastes entre "la paz de algunos personajes y la violencia de otros", añade señalando ‘La curandera’, que pintó en 2020, "acorde con lo que sentía durante la pandemia, la angustia y el dolor que muchos compartimos".

Mirando hacia ‘The little gardeners’ apunta a "las niñas con alas de mariposa. Son la vida, la belleza, jugando en un mundo hostil y bello a la vez que juguetón, con animales que son simbólicos": unos tigres que se impregnan del color rosado del jabalí que es su presa, u otro felino que se vuelve azul al alimentarse del cocodrilo. Personajes, concluye, a menudo "perdidos".

Temas

Museos Arte