Estreno

El espíritu revolucionario de Brossa abre el Centre de les Arts Lliures de Barcelona

  • El edificio inaugura nueva etapa con el estreno de 'La setena porta', una mirada crítica al capitalismo a cargo de Els Pirates Teatre con dramaturgia de la actriz Laura Aubert creada a partir de diversos textos y poemas del creador

Laura Aubert en un momento de ’La setena porta’,  de Els Pirates Teatre que inaugura la renovación de la Fundació Joan Brossa convertida en Centre de les Arts Lliures de Barcelona.

Laura Aubert en un momento de ’La setena porta’, de Els Pirates Teatre que inaugura la renovación de la Fundació Joan Brossa convertida en Centre de les Arts Lliures de Barcelona. / David Ruano

2
Se lee en minutos
Marta Cervera
Marta Cervera

Periodista

ver +

La Fundació Joan Brossa-Centre de les Arts Lliures de Barcelona ha abierto su sala dedicada a las artes escénicas con 'La setena porta', una ácida crítica a la sociedad capitalista realizada por la compañía Els Pirates Teatre con dramaturgia de la actriz Laura Aubert creada a partir de diversos textos y poemas del creador, no precisamente los más conocidos. Muchos aplausos han despedido la primera función con pocas autoridades en el estreno este jueves (quizás aparezcan en el segundo día previsto de inauguración este viernes). La obra dispara contra la sociedad clasista, el mercantilismo y el patriarcado con un potente cóctel de poesía, fregolismo, teatro, música, humor y striptease.

Aunque está ambientada en los años 70 el montaje muestra un poder que, pese a cambiar de cara, nunca cambia en su manera de actuar. La vena revolucionaria de un Brossa crítico con la desigualdad social y el desdén de las clases dominantes, ya sean jefes de una empresa, de un país o de la Iglesia aparece en este montaje donde Laura Aubert, Cinta Moreno, Manar Taljoy y Cesc Marginet interpretan a infinidad de personajes en un gran ejercicio actoral. Los principales son tres mujeres que no paran de mecanografiar y el porteto del edificio cuyos sueños chocan con la realidad.

Tanto la escenografía de Enric Romaní como el vestuario de Maria Albadalejo son claves para sorprender al espectador. Dos burguesas que se llenan la boca hablando de cultura y catalanidad provocan muchas risas pero dos jefes que humillan a una de las mecanógrafas con un trato que va del micromachismo a una escena de máxima tensión provocan todo lo contrario, en contraste con el tono festivo y surrealista de esta comedia cargada de crítica social donde los números musicales y las coreografías generan algunos de los momentos más desternillantes.

El espectáculo, en cartel hasta el 9 de enero, es un paso importante para Els Pirates que esta temporada celebran su 20 aniversario. Su nueva creación destila un profundo conocimiento de la obra de Brossa, que ya llevaron a escena en anteriores creaciones como 'El gran Fracaroli' (1962), 'El darrer triangle', 'La cuarta dimensió' y 'Teatre el carrer'.

Noticias relacionadas

La nueva etapa del antiguo Espai Joan Brossa cuenta con diversas exposiciones gratuitas que pueden visitarse de 11 de la mañana a 8 de la tarde de martes a domingo. En la primera planta está 'La serp viva', sobre el impulso que llevó al poeta Joan Brossa (Barcelona 1919-1998) a experimentar con diferentes disciplinas artísticas destaca en el primer piso junto a una instalación de Lola Lasurt inspirada en 'El Ganxo', una ópera que Brossa creó con el compositor Mestres Quadreny. En el espacio donde irá en un futuro irá el bar, se exhiben una serie de piezas del poesía visual y carteles del artista que están a la venta cuyos precios oscilan entre los 700.000 euros y los 15.000. En otros espacios del recinto hay interesantes exposiciones como 'Cel.luloide despentinat', de Antoni Pinent, la videoinstalación de Ça Marche 'Los figurantes', que conecta con el mundo de los sueños y 'Ccº' de Pedro Torres, una obra cambiante y transitable con activaciones sonoras y performáticas. Sólo hasta el domingo, el nuevo espacio conectará con el barrio con un espectáculo surrealista y poético itinerante: 'CercaBrossa'.