Crítica de cine

Crítica de 'Lamb': una premisa desperdiciada

Fotograma de ’Lamb’, de Valdimar Jóhannsson

Fotograma de ’Lamb’, de Valdimar Jóhannsson / El Periódico

  • Valdímar Johansson se limita a dar tantas vueltas como puede alrededor de su idea central antes de tratar de sorprendernos con un clímax que resulta ciertamente impactante pero cuyos efectos se disipan con rapidez

1
Se lee en minutos
Nando Salvà

'Lamb' **

Dirección Valdímar Johansson

Intérpretes Noomi Rapace, Hilmir Snær Guðnason, Björn Hlynur Haraldsson, Ingvar Sigurdsson

Estreno 26 de noviembre de 2021

Habrá quien considere que el punto de partida argumental de ‘Lamb’ es en sí mismo un ‘spoiler’, así que quizá lo más sensato sea dejar de leer ahora mismo. La ópera prima del islandés Valdimar Jóhannsson retrata a un joven matrimonio azotado por la pérdida en cuya granja nace una criatura mitad persona mitad cordero, y que deciden cuidar de ella como si fuera su propio vástago sin cuestionarse si eso es realmente sensato.

Mientras la desarrolla, la película trata de generar tensión y misterio a partir del contraste entre lo mundano y lo aberrante. Buena parte de sus escenas se centran en contemplar con atención los pormenores de la vida en el campo, y en envolverlos de una atmósfera de extrañeza a través de la presencia del citado engendro. Lamentablemente la monotonía se apodera gradualmente del relato, a medida que va quedando claro que ‘Lamb’ utiliza la imaginería de postal y la actitud taciturna como fachada tras la que ocultar tanto su falta de intención o carga dramática como la vacuidad de unos personajes que carecen de contornos exteriores y vida interior, y cuya identidad se limita por completo a su función argumental.

Noticias relacionadas

En efecto, muy poco de lo que sobreentendemos acerca de la pareja y del deterioro que ha sufrido su relación es fruto de un esfuerzo activo por parte de Jóhannsson, y la película se muestra similarmente reacia a explorar ninguno de los otros temas -los abusos que los padres cometen cuando se extralimitan, los peligros derivados de intentar domesticar y gobernar la naturaleza- que va anunciando en su transcurso. En lugar de eso se limita a dar tantas vueltas como puede alrededor de su idea central antes de tratar de sorprendernos con un clímax que resulta ciertamente impactante pero cuyos efectos se disipan con rapidez, y que en ningún caso logra compensar la sensación de tedio generada por todo el metraje previo.