LA GRAN CITA DEL CINE FANTÁSTICO DE CATALUNYA

Alice Krige, una favorita del cine y la tele de género

  • La Reina Borg de 'Star Trek' visita Sitges para recoger una Màquina del Temps y presentar la película de terror psicológico 'She will'

Alice Krige, fotografiada este jueves en el Festival de Sitges

Alice Krige, fotografiada este jueves en el Festival de Sitges / EFE / Quique García

2
Se lee en minutos
Juan Manuel Freire
Juan Manuel Freire

Periodista

Especialista en series, cine, música y cultura pop

Escribe desde Barcelona

ver +

Aunque debutó en el territorio del drama olímpico (en 'Carros de fuego', como prometida del corredor Harold Abrahams), Alice Krige es especialmente célebre por sus aportaciones al terror o la ciencia ficción. Al principio de su carrera deslumbró como el espectro que acongojaba a cuatro leyendas de Hollywood (Fred Astaire, John Houseman, Melvyn Douglas y Douglas Fairbanks Jr.) en 'Historia macabra'. Krige no tiene episodio inédito de 'Hollywood Babilonia' por contarnos: "Aquellos hombres eran amables con todo el mundo", nos cuenta en Sitges, donde ha venido a recoger una Màquina del Temps y presentar el terror psicológico 'She will'. "Daba igual si eras la chica del té o un productor".

Como este cronista, la actriz sudafricana recuerda con cariño 'Sonámbulos', de Mick Garris y con guion de Stephen King, mal recibida en su estreno, pero pronto convertida en 'cult movie'. "Al principio no entendía el guion. Después Mick me explicó que King estaba, en cierto modo, haciendo sorna del género. Entonces empecé a verle sentido al proyecto. Y decidí interpretar a esa vampira nómada como si formara parte de una tragedia shakesperiana. Eso es lo interesante de hacer género: al trabajar con arquetipos, no con algo impregnado de la vida cotidiana, tienes más libertad para hacer lo que quieres”.

En el género de la ciencia ficción, Krige desbordó como la Reina Borg de 'Star Trek: Primer contacto' (y el final de la serie 'Voyager'), de lo mejor de los malos de la saga. "Me hicieron un regalo con aquel personaje", afirma. "Y me resulta interesante que cada persona la vea de forma distinta. Es como si tuviera acceso a los miedos de la gente. Y el miedo es diferente para cada persona".

De aquella producción de gran presupuesto, Krige saltó a 'Twilight of the Ice Nymphs', del maestro surrealista Guy Maddin, "en la que no había nada de dinero". Un detalle importante: "Rodábamos en una fábrica de jabón: a un lado hacían jabón y al otro estábamos nosotros", recuerda entre risas. "Pero, ¡qué imaginación!". Krige conoció a Maddin a través de los Quay Brothers, quienes la habían fichado como la maestra-princesa Lisa de 'Institute Benjamenta, or this dream people call human life'.

Noticias relacionadas

Veterana de 'Deadwood'

El vasto currículo de Krige incluye también incursiones en mucha tele de culto, como la adaptación a miniserie de 'Dune', o para ser precisos, su secuela 'Hijos de Dune'. Le parece buena adaptación, pero señala que "es difícil hacer justicia a la hondura filosófica de los libros". Más satisfecha parece de 'Deadwood', en la que, en el papel de la madame Maddie, masticó a placer los profanos pero preciosos diálogos escritos por David Milch. "Un lenguaje tan lleno de imágenes poéticas, tan rico en vocabulario y yuxtaposiciones… Es algo que esperas de Shakespeare, pero no de una serie". Palabra de antigua componente de la Royal Shakespeare Company.