Discos de la semana Reseña Una evaluación o crítica de un servicio, producto o esfuerzo creativo, como arte, literatura o una actuación.

‘Love for sale’, de Tony Bennett y Lady Gaga: un refrescante segundo asalto

  • El ‘crooner’ y la disco-diva lo vuelven a hacer y proclaman su estima al cancionero de Cole Porter en un álbum vibrante y lleno de swing 

  • Los nuevos álbumes de Kacey Musgraves, The Specials, J Balvin y James Brandon Lewis, también reseñados

Lady Gaga y Tony Bennett, en una imagen promocional de ’Love for sale’

Lady Gaga y Tony Bennett, en una imagen promocional de ’Love for sale’ / Kelsey Bennett

4
Se lee en minutos
Jordi Bianciotto
Jordi Bianciotto

Periodista

ver +
Rafael Tapounet
Rafael Tapounet

Periodista

Especialista en música, cine, libros, fútbol, críquet y subculturas

Escribe desde Barcelona

ver +
Roger Roca

'Love for sale'

Tony Bennett & Lady Gaga 

 Universal

 Swin

 ★★★★

Lo que pareció un golpe de efecto atesora más química y más entusiasmo del esperado: Tony Bennett y Lady Gaga, la pareja más extraña, el caballero ‘crooner’ y la disco-diva con alma ‘freaky’, vuelven a cruzar sus caminos en ‘Love for sale’, su segundo álbum conjunto, ahora en atención exclusiva al cancionero de Cole Porter. Vuelven así con ellos el swing encopetado y la efervescencia romántica: “los pájaros lo hacen, las abejas lo hacen, incluso las pulgas domesticadas lo hacen, así que, vamos a enamorarnos”, propone ella en el juguetón estribillo de ‘Let’s do it (let’s fall in love)’.

Con ‘Love for sale’ volvemos a girar la vista hacia el ‘American songbook’ y, a diferencia de la primera entrega del dúo (‘Cheek to cheek’, 2014), el repertorio procede de un único autor, su excelencia Cole Porter, reconocido por sus tonadas mayestáticas y sus textos con juegos de palabras y dobles sentidos. Esas canciones en las que a uno le gustaría vivir, como en su apartamento art déco del Waldorf Astoria, regado por el champán. El ambiente mundano flota en este álbum de frondoso empaque orquestal, con mucho swing y algunas baladas, en el que ella (35 años) y él (95) celebran su buena estrella y sus complicidades más allá del prejuicio y la cronología.

El número final

No se puede decir que Lady Gaga no dé la talla como cantante de este repertorio tan transitado por el jazz. A lo sumo, cabría hacer notar ciertos atisbos de excitación vocal que llegan a imponerse a la emoción auténtica y a la destilación de la canción. Pero el tándem da lugar a jugosos contrastes, dado la textura rugosa de la voz de Bennett, que conserva su sello distintivo, aunque no toda la fuerza. Para Bennett, que sufre de alzhéimer y que este verano anuncio su retirada, se trata del álbum final, lo cual resulta bastante simbólico: el señor Benedetto, despidiéndose de un cancionero troncal saludando a las generaciones venideras.

‘Love for sale’ se grabó entre 2018 y principios de 2020, eso es, antes de la entrada en escena del covid-19, y es el reflejo de un estado anímico espumoso, con más afán de diversión que melancolía o introspección. La pareja se anota vibrantes asaltos a trofeos como ‘Night and day’, ‘I get a kick out of you’ (con su letra inicial, antes de que la palabra “cocaine” fuera reemplazada por “Spain”) o ‘You’re the top’, y ambos cantantes brillan también por separado, como en ese ‘So in love’ algo subido de ‘tempo’ en el que Bennett logra acomodarse.

Nada que pueda desalojar del podio las adaptaciones que en su día registraron Frank Sinatra o Ella Fitzgerald, pero que da juego de un modo simpático y refrescante, recordando que estas canciones no tienen edad y que un día sirvieron para unir a dos artistas cuya sintonía era una incógnita. No podemos pedirle mucho más a ‘Love for sale’, y no es poco. Jordi Bianciotto

‘Star-crossed’

Kacey Musgraves 

 Universal

 Pop

  ★★★★

Como en su día Taylor Swift, esta tejana tomó distancias con el country y ahora afianza el giro por la vía de la suavidad y el interiorismo. ‘Star-crossed’ ilustra el tránsito de una pareja desde la ilusión inicial hasta el cataclismo (reflejo de su divorcio de Ruston Kelly), y atrapa con su sigilosa alquimia pop, casando los vestigios de guitarras y banjos con las capas de sintetizador y el amago de r’n’b. Y con puntos de fuga psicotrópicos: oigan ese ‘Gracias a la vida’, de Violeta Parra. J. B.

'Protest Songs. 1924-2012’

The Specials 

 Islands

 Pop político

 ★★★

Podrá argumentarse que cualquiera de los discos que los Specials grabaron con Jerry Damners suena más inspirador y combativo que esta colección de versiones de canciones de protesta del último siglo, pero la banda que hoy custodian Terry Hall, Horace Panter y Lynval Golding es aún capaz de despachar convincentes llamadas a la acción (vibrante revisión del ‘Trouble every day’ de Zappa) y de sacar brillo al sonido de su fascinante segundo elepé (estupenda lectura del ‘Listening wind’ de los Talking Heads). Rafael Tapounet

'JOSE'

J Balvin 

 Universal

 Reguetón

 ★★★

J Balvin se ganó con 'Vibras' (2018) que las expectativas estuvieran altas siempre alrededor de su figura. Y el recuerdo de ese álbum excelente no le ayuda ahora. 'JOSE' es un disco (excesivamente largo, 24 temas) más de reguetón. El colombiano tiene algunos destellos de su intención de romper e innovar, como 'In da getto', con el productor Skrillex, y de su radar para detectar aire fresco, como ¡Qué más pues?', con María Becerra. Pero poco más, demasiado plano. Ignasi Fortuny

Noticias relacionadas

'Jesup Wagon'

James Brandon Lewis 

 TAO Forms

 Jazz

 ★★★★★

El estreno del quinteto del poderoso saxofonista James Brandon Lewis te arrastra porque es pura convicción. Parece música hecha por alguien que ha encontrado su camino y no puede hacer otra cosa que seguirlo hasta el final. Expresivo, hondo, Lewis se inspira en el artista y científico afroamericano del siglo XIX George Washington Carver para un disco emocionante que a veces estalla en aullidos de free jazz y otras suena a lamento, a blues y al folk más sencillo, pero siempre conmueve. Imponente. Roger Roca