Debut cinematográfico

Borja de la Vega, de representar a actores a dirigirlos

  • 'Mia y Moi', que se presenta en el festival D'A de Barcelona, es su ópera prima como realizador

Borja de la Vega.

Borja de la Vega. / Ricard Cugat

Se lee en minutos

Borja de la Vega es representante de actores. Y ahora pasa al otro de la cámara para dirigir ‘Mia y Moi’, protagonizada por tres intérpretes a los que representa, Ricardo Gómez, Eneko Sagardoy y Joe Manjón, y una actriz a la que representa desde hace poco, Bruna Cusi. Cuatro personajes y una casa en la que pasan unos días. Unos, los hermanos encarnados por Cusi y Gómez, para superar un pasado traumático sugerido elegantemente en el filme. Los otros dos son figuras excluidas por distintos motivos. Un drama tenso rodado cámara a mano, de manera fluida, y con varios planos secuencia porque "me apetecía ser testigo de los hechos, mi prioridad eran los personajes y dejarles respirar", cuenta el director.

Noticias relacionadas

¿Ser representante de actores ayuda al dirigirlos? "Puede que sí, son muchos años con ellos, sabes sus preocupaciones, lo que les frustra, lo que aprecian. Es un bagaje que está ahí", confiesa de la Vega. "Su sueño era hacer películas. Es uno de los mejores representantes de actores, pero le dije, si lo tienes tan claro, haz una película”, apunta Gómez, inductor, en el fondo, de la existencia del filme.

El proyecto surgió así, con Gómez y Cusi interpretando a dos hermanos que restañan las heridas de un traumático pasado familiar. "El rodaje fue cronológico, lo que nos ayudó mucho", añade Cusi. El primer guion era más explícito. Director e intérpretes fueron desnudándolo; "se fue depurando poco a poco", según Gómez, "puliendo los diálogos que explicaban demasiado", corrobora Cusi. "La relación de cada uno con los otros tres, este es el eje del filme", sentencia De la Vega.