Arranque poderoso

Albert Pijuan y Camila Sosa ganan los primeros premios Finestres de narrativa

Camila Sosa y Albert Pijuan.

Camila Sosa y Albert Pijuan. / ARCHIVO / FERRAN NADEU

2
Se lee en minutos
Rafael Tapounet
Rafael Tapounet

Periodista

Especialista en música, cine, libros, fútbol, críquet y subculturas

Escribe desde Barcelona

ver +

Que la apuesta de la nueva librería barcelonesa Finestres (y de su propietario, Sergi Ferrer-Salat) por el mecenazgo cultural va muy en serio lo demuestra la dotación de los premios de narrativa en catalán y en castellano que ha instituido para reconocer el valor de obras ya publicadas: 25.000 euros en cada categoría. Y que la apuesta de los Premios Finestres por las voces poderosas y singulares (y alejadas del circuito comercial) va igualmente en serio lo prueban los nombres de los ganadores de la primera edición, anunciados este miércoles en el acto de presentación de la librería. Se trata, respectivamente, de 'Tsunami' (Angle), de Albert Pijuan (Calafell, 1985), y de 'Las malas' (Tusquets), de Camila Sosa Villada (Córdoba, Argentina, 1982).

Los premios Finestres de Narrativa se otorgan a obras publicadas a lo largo del año natural anterior al cual se conceden, con la intención de dar una segunda vida a grandes libros que hayan podido pasar desapercibidos. El jurado del premio Finestres de Narrativa en catalán, formado por Anna Guitart, Mara Feye Lethem, Pere Antoni Pons, Manel Ollé y Marina Espasa, destacó que 'Tsunami' -"una "novela salvaje y grotesca sobre el turismo de masas"- es "una de las propuestas más solventes, astutas y salvajemente críticas" publicadas en 2020. Pijuan, presente en el acto, agradeció el reconocimiento con un hilarante parlamento sobre el poder benefactor de los libros aun sin necesidad de ser leídos ("por la mera absorción de partículas") y auguró que a partir de ahora el 14 de abril será recordado no como el día del advenimiento de la Segunda República sino como el de la apertura de Finestres. Aunque se retractó casi inmediatamente: "¡No, eso sería bibliofascismo!".

Noticias relacionadas

Igualmente chispeante fue el mensaje grabado en vídeo que Camila Sosa Villada envió desde su casa en Córdoba, Argentina. La escritora, distinguida con el Premio Finestres por un jurado formado por Jordi Costa, Mathias Énard, Mariana Enríquez, Carlos Zanón y Camila Enrich que definió 'Las malas' como "un texto sólido y transgresor sobre la construcción de la identidad", se mostró especialmente complacida por la cuantía del premio -"a mí me gusta muchísimo el dinero y me gustaría estar ahora mismo cubierta de billetes"- y, en un registro más serio, quiso enviar "un abrazo a las compañeras travestis de España" y glosó la importancia del libro premiado como "un modo de demostrar que [las personas trangénero] hemos podido hacer cosas valiosas con todo ese desprecio que hemos recibido".