Ceses en cadena

Dimite Magda Puyo, directora del Institut del Teatre, por el escándalo de abusos

  • "Asumo plenamente mi responsabilidad en no haber sabido encontrar las herramientas eficaces para liberar el Instituto de comportamientos abusivos y autoritarios", afirma

  • Los miembros de su equipo directivo en la Escola Superior d'Art Dramàtic también han renunciado a sus cargos

Magda Puyo.

Magda Puyo. / XAVIER GONZÁLEZ

Se lee en minutos

La directora general del Institut del Teatre, Magda Puyo, ha dimitido por el escándalo de los casos de acoso y abusos denunciados en el seno de la institución. Unas horas después también ha presentado su dimisión todo su equipo directivo en la Escola Superior d'Art Dramàtic (ESAD): Montse Vellvehí, Andreu Raich, Raimon Molins, Carles Fernández, Bibiana Puigdefàbregas y Montse Figueras. Pese a todo, los estudiantes del Institut del teatre mantienen la huelga convocada para el próximo lunes.

Esta es la carta de renuncia Puyo: "En los últimos cinco años he dedicado toda mi vida y energía en el Instituto del Teatro. Hemos puesto en marcha, con el equipo directivo y con la colaboración de gran parte de los docentes, numerosos proyectos con la intención de construir un futuro esperanzador para toda la comunidad del Instituto. He disfrutado durante mucho de tiempo del reconocimiento de alumnado, profesorado y trabajadores y trabajadoras del Instituto, y es este reconocimiento el que me ha alentado siempre a seguir adelante.

Pero no todo lo hemos sabido hacer bien. Asumo plenamente mi responsabilidad en no haber sabido encontrar, a pesar de haberlo intentado, las herramientas eficaces para liberar el Instituto de comportamientos abusivos y autoritarios. Condeno con toda contundencia estos comportamientos, me solidarizo con las víctimas y pido disculpas a todos aquellos y aquellas alumnas que se hayan sentido olvidadas por nosotros. Por este motivo, por responsabilidad y por dignidad, presento mi dimisión como Directora General del Institut del Teatro".

Desde que saltó el escándalo a raíz de un reportaje en el 'Diari Ara' hace cinco días los estudiantes exigían un cambio frente a la institución, eliminar otros cargos directivos y depurar responsabilidades. Ayer jueves se manifestaron ante la Diputación de Barcelona, de quien depende el centro. Fuentes de la misma explicaron que estudian buscar un sustituto de Puyo que asuma de forma interina el cargo. Ese mismo día la institución respondía dando su apoyo a los estudiantes, justo después de que el Síndic de Greuges pusiera en marcha una investigación para aclarar lo sucedido.

"Triste e injusto"

El equipo directivo de la Escola Superior d'Art Dramàtic (ESAD) del Institut del Teatre ha explicado a través de un comunicado que abandonan sus puestos de responsabilidad porque se identificaban totalmente con el proyecto de Puyo que antes de estallar el escándalo se preparaba para presentarse de nuevo como candidata para un segundo mandato. Pese a considerar "triste e injusto" tener que abandonar un proyecto en el que creían, "por coherencia y responsabilidad" abandonan sus cargos. Esperan que su decisión sea vista como "un gesto de reparación hacia el alumnado", especialmente el que ha sido sufrido abusos.

Te puede interesar

Tras disculparse no haber ofrecido las herramientas necesarias para evitar lo ocurrido confían que la comunidad del Institut del Teatre sepa "extraer enseñanzas positivas y productivas del momento presente para construir un futuro mejor".

El profesor de interpretación y dirección Joan Ollé, el único profesor en activo cuyo nombre publicó la prensa, ha criticado el "linchamiento mediático" al que se ha visto sometido y ha declarado que tiene "ganas de hablar en la comisión de investigación" que se ha puesto en marcha cumpliendo con el Protocolo contra abusos y discriminación realizado con la Oficina de les Dones y LGTBI y las universidades, aprobado en el 2018. Contra él figura una denuncia por escrito presentada por siete alumnos de este curso.