'MeToo' en el teatro barcelonés

El Institut del Teatre aparta a Joan Ollé mientras dura la investigación sobre los abusos

  • Los supuestos casos de acoso sexual y abuso de poder revelados el domingo por el diario ‘Ara’ llevan a la dirección del centro a prescindir del director en su faceta de profesor mientras dure la investigación sobre los hechos. 

Protesta frente al Institut del Teatre para denunciar presunto acoso sexual y abuso de poder. / RICARD CUGAT / VÍDEO: EFE

Se lee en minutos

La dirección del Institut del Teatre ha decidido este lunes apartar a Joan Ollé como profesor del centro mientras dure la investigación sobre los supuestos casos de acoso sexual y abusos de poder acaecidos en la institución, revelados el domingo por el diario 'Ara'. El medio apuntó en su información la posible participación de una docena de docentes, pero nombraba únicamente a tres de ellos: Joan Ollé, Jorge Vera y Berty Tovías. Tan solo el primero seguía hasta ahora ejerciendo de profesor; los otros dos ya se habían jubilado.

Según afirman los testimonios recogidos en el reportaje, una serie de profesores del centro «abusaron de su poder» y realizaron durante décadas comentarios humillantes y de carácter sexual a sus alumnos. Algunos episodios habrían ocurrido en el propio centro y otros fuera del instituto, que ya ha anunciado que abrirá una investigación para determinar la responsabilidad de Ollé. Esta mañana hubo una protesta de estudiantes de teatro a las puertas del centro, donde, además de exigir el despido de Ollé, se pidió la dimisión de la dirección. Se colgaron carteles en los que se podía leer «el silencio os hace cómplices», apuntando directamente a la institución, que, sin embargo, en 2018 había aprobado un protocolo contra las actitudes machistas. Al mismo tiempo, la junta de gobierno de la institución, dependiente de la Diputació de Barcelona, se reunía de forma extraordinaria.

Revisión del sistema

La sensación general era de que toca cambiar el sistema. A la hora de entender por qué se han permitido estas actuaciones durante tanto tiempo, miembros del colectivo Safreig dels Dilluns, encargado de la movilización, explicaron: «A veces se justificaba diciendo que no se podía hacer nada pues [Ollé] era un docente contratado por la Diputació, no por el Institut». Una alumna confesó que, cuando un grupo de chicas se quejó de Ollé -impartía tanto interpretación como dirección- a un docente miembro del equipo directivo, la respuesta fue: «Él es así. Ya lo sabemos». Aseguran que se le ha protegido. Como en el caso de Plácido Domingo, el director parecía intocable. Ollé ha estrenado sus obras en los últimos años en teatros como el Nacional, el Lliure, el Goya y el Español de Madrid. Este diario intentó, de forma infructuosa, ponerse en contacto con el director para que ofreciera su versión de los hechos.

El de los supuestos abusos de Ollé es un caso extremo pero no es aislado. Muchos alumnos piden que se revise el sistema: «La pedagogía basada en el terror no funciona. Muchas compañeras acaban con depresión y ansiedad». Para Gemma Polo, miembro de la compañía Jose y sus Hermanas (surgida del Institut), «venimos de una tradición vergonzosa. Y esto ocurre aquí y ocurre en la universidad. El abuso de poder va desde el chantaje psicológico al aislamiento y el silenciamiento». Ella, que acabó la carrera en el Institut hace cinco años, cree que «la dirección debería haber estado más atenta». Respecto al caso concreto de Ollé, afirmó: «Lo suyo lo sabía todo el mundo, pero en todos estos años nadie le ha parado los pies, ni a él ni a otros profesores. ¿Qué puedes hacer tú cuando ves que lleva años aquí haciendo lo que quiere?».

«Hemos cometido errores»

Magda Puyo, nombrada directora general de la institución en 2015 -desde 1996 impartió clases de dirección de escena-, asume que que en los últimos 30 años «quizá se han cometido errores y hay que decirlo». Por eso, además de apartar temporalmente a Ollé del puesto, ha puesto en marcha una comisión para estudiar «prácticas que no son adecuadas y que ponen en una situación incómoda a los alumnos», así como «una oficina de acompañamiento para estudiantes, tanto actuales como de años anteriores». La dirección está más abierta que nunca a escuchar. Ha pasado a la acción. Tanto es así que tiene la intención de promover unas jornadas sobre el abuso de poder en el sector.

Protesta en el Institut del Teatre tras el escándalo de abusos.

/ RICARD CUGAT

Te puede interesar

Al mismo tiempo, en las redes sociales fueron apareciendo testimonios de actrices y actores que ratifican las informaciones aparecidas en 'Ara'. Es el caso de Júlia Barceló, que aseguró que «hay más profesores implicados». Otra actriz, Blanca Garcia, tuiteó:«Somos muchas las que nos hemos adaptado al statu quo impuesto por el sistema piramidal, jerárquico, misógino, binario, machista... desde que nos empezamos a dedicar a ello. ¡Basta de esta normalidad de abuso de poder!».

El actor David Teixidó explicó, por su parte, un caso de abusos que vivió en primera persona: «Que un profesor me cogiese el culo en una fiesta y me dijese que tenía suerte de no ser alumno suyo porque sabría lo que es estar entre la espada y la pared». Hasta Joel Joan apuntó severamente a Ollé desde las redes sociales: «Doy fe de que me maltrató psicológicamente hasta llegar al insulto y la agresión verbal».  

Temas

Teatro